En el hospital Perón nada indica que  los servicios vayan a mejorar

El pedido de renuncia por parte del Ministerio de Salud de la Provincia al médico pediatra José Santiago Payo fue más que oportuna: a las 10, y a poco rato de conocerse que Payo había sido relevado de su cargo de gerente general, una multitudinaria marcha en apoyo al hospital público recorrió las calles de Tartagal. Las diferencias de opiniones habían comenzado a escucharse en el inicio de semana cuando el ministro de Salud de la Provincia, Juan José Esteban, aseguró por medios locales que la cartera a su cargo no recibía las rendiciones que debía realizar el hospital de Tartagal, motivo por el cual no podían enviarse las partidas para el pago a los 55 monotributistas que prestan servicios en el hospital de Tartagal y que se encuentran de huelga desde el inicio de semana.

Si bien "Guito" Payo -un reconocido pediatra del norte de la provincia de 65 años de edad y exsenador por el departamento San Martín- llevó una de las gestiones más cuestionadas de los últimos tiempos al frente del hospital de cabecera de San Martín y Rivadavia, nadie desconoce que el problema de base pasa por la falta de recursos materiales -medicamentos, insumos, ambulancias, equipos de estudios médicos- y de profesionales que cubran las diferentes especialidades. De hecho desde que Payo asumió en la gerencia, en reemplazo de Juan Ramón López, el hospital Perón nunca contó con un servicio de cirugía, ya que todas las emergencias se derivaban a los hospitales de Orán y últimamente al hospital San Roque de Embarcación.

En la marcha de ayer eso fue lo que más se reclamó: la falta de recursos para cubrir la demanda de más de 200 mil potenciales pacientes que son derivados desde los hospitales de Salvador Mazza, Aguaray, General Mosconi y Santa Victoria Este y del mismo Tartagal.

Quien fue un poco más allá y pidió que quien debiera irse es el ministro Juan José Esteban, fue el delegado sindical de la departamental de ATE, Fermín Hoyos, que se puso al lado de los monotributistas que reclaman 4 meses de sueldos atrasados, a pesar de que cobran una remuneración de $26.000 por el trabajo que desarrollan, menos de la mitad de lo que percibe cualquier enfermero o un chofer de ambulancia.

Santiago Payo había asumido al frente de la gerencia del hospital en marzo del año pasado, en reemplazo de Juan Ramón López, que se fue luego de varios enfrentamientos con el ministro Esteban de quien llegó a decir que "al ministro no le interesa la salud en el norte".

Esteban por su parte le reprochaba a López haber comprado con facturas que salieron a su nombre todo el equipamiento de la sala de diálisis de hospital Perón y aseguró que por esa situación, el médico de profesión anestesista no podría trabajar a partir de ese momento en Salud Pública. Lo extraño es que desde que a López le pidieron la renuncia en el hospital de Tartagal, siguió prestando servicios en otros hospitales como el San Roque de Embarcación, donde cumple sus funciones todas las semanas. Tampoco se realizaron denuncias penales en su contra y el equipamiento de diálisis comprado en su gestión se sigue utilizando en el hospital de Tartagal.

Otro de los cuestionamientos a López era que contrataba profesionales de la ciudad de Salta para que dos días en la semana atiendan en Tartagal y que los honorarios que se abonaban eran excesivos. Durante la gestión de Payo esos médicos dejaron de venir a Tartagal con el consabido colapso por la falta de especialistas.

Si bien desde hacía varios años se desempeñaba en Tartagal, aún antes de ocupar la gerencia, fue el propio Payo al asumir quien públicamente le agradeció por los servicios que López prestó en Tartagal, pero expresó que el hospital a su cargo ya no lo necesitaba, algo bastante extraño teniendo en cuenta que si algo le falta a este nosocomio son especialistas.

Más allá de las disputas entre profesionales, las diferencias de los sucesivos gerentes con el actual ministro, el hospital de Tartagal carece prácticamente de todo y eso se traduce en que los pacientes deben aguardar por horas para ser atendidos, de que las cirugías solo se realizan si son de suma urgencia y que lograr un turno puede llevar más de 14 horas para quienes no cuentan con una cobertura médica y necesariamente deben concurrir a salud públi ca.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...