Crearon una unidad fiscal especial  para frenar la ola de robos en fincas

El procurador general de la Provincia, Pedro García Castiella, formó una unidad especial investigativa con varias fiscalías del Valle de Lerma y los Valles Calchaquíes, que lleguen a esclarecer la ola de robos en fincas de El Carril y Chicoana.

El trabajo incluirá a la Fiscalía de Robos y Hurtos, y además a las dependencias de toda la región antes mencionada de la provincia.

Los robos en fincas de la zona son moneda corriente, por lo tanto los productores habían decidió armarse con grupos de vigilancia en torno a las propiedades en donde los delitos son recurrentes y con mayor violencia.

El Dr. Pedro García Castiella, con fecha 20 de junio, dio instrucciones precisas a la fiscalía de Cerrillos, a cargo del Dr. Federico Portal; de la fiscalía de Cachi, Dr. Daniel Alejandro Escalante; de la Fiscalía Penal de Robos y Hurtos, la Dra. María Eugenia Guzmán, quienes asumirán de manera conjunta la investigación de los hechos contra la propiedad que se produjeron en las fincas del Valle de Lerma.

Por otro lado, instruye la coordinación informática de la Procuración de la Provincia a los fines del cumplimiento de lo dispuesto de forma inmediata.

La reacción del procurador de la Provincia obedece a los reclamos públicos y escritos ante las autoridades de los propietarios de estos campos que son víctimas de robos, con el agravante de que los ladrones son puestos tras las rejas al momento de ser sorprendidos, pero a las pocas horas vuelven a recuperar las libertar e inciden en los hechos delictivos donde antes ya habían robado.

"Esperamos que esto sea un inicio de tratar un largo problema sin solución y que motivó que varios productores decidan armarse para defenderse de los delincuentes", dijo en su momento Esteban Patrón Costas, uno de los referentes de los finqueros de la zona de El Carril y Chicoana, donde los robos no tienen freno.

Algunos productores, hartos de los perjuicios, habían amenazado que "quien ingrese a robar iba a salir con los pies para adelante", en clara alusión a los ladrones que sin temor vuelven una y otra vez a saquear las fincas.

Las reuniones con fiscales locales, por los visto, no fueron fructíferas, ya que los robos continuaron con una escalada de daños irremediables. Antes eran motores, máquinas pequeñas, cables y herramientas. En estos días las gallinas y vacas son el objetivo proferido de los ladrones.

En sectores alejados sin vigilancia permanente los robos han aumentado.

Con la creación de esta unidad especial de fiscales, apoyada por la policía de la zona, se estima llegar con mayor eficacia a cortar con esta ola de robos que no cesa y ocasiona tantos daños a la propiedad privada. En este sentido, algunos productores por lo bajo comentaron a El Tribuno que aunque se investigue sobre los robos, de igual forma se arman para defender sus propiedades. "Resulta que la culpa siempre es de los finqueros, advierto que si alguien entra a mi propiedad va a salir con los pies para adelante, y a otra cosa", advirtió un conocido productor de la zona de Chicoana.

Los finqueros dicen que los robos no son al boleo, más bien responden a grupos bien organizados que saben lo que van buscar, para luego poder revenderlos en el mercado negro de la zona.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...