EN VIVO

Inició el America Business Forum

Un emprendimiento familiar que creció y hoy llega a miles de salteños

Pacha Saludable son las barritas que cada vez con más frecuencia se ven en los kioscos, drugstores, dietéticas y en las calles de Salta. Surgidas como el resultado de un emprendimiento de una pareja que buscaba la independencia económico financiera, son ahora el símbolo del progreso y el sustento de una decena de familias en nuestra provincia.

Pese a las dificultades de empezar una empresa desde cero, enfrentar una pandemia, caer y levantarse, los fundadores de esta pyme familiar entendieron que el proceso podía ser duro, pero el premio pagaba con creces cada gota de sudor y cada lágrima derramada en pos de los objetivos que se habían trazado.

Ana Laura Ramírez y Román Maximiliano Juárez la pensaron, le dieron forma en sus cabezas y luego la moldearon a fuerza de sacrificio y trabajo diario. En diálogo con El Tribuno, la pareja cuenta que surgieron "como un emprendimiento y hoy somos en una pyme".

"Nuestros inicios tienen que ver con una búsqueda de libertad financiera y en esa búsqueda hubo muchas más responsabilidades de las que teníamos al trabajar en relación de dependencia", admitió Román, y agregó: "A veces uno emprende buscando ser más libre y ahí se da cuenta que está buena la libertad, pero esa libertad incluye muchos costos que tienen que ver con responsabilidades, decisiones difíciles... hay como una paradoja en la que se busca una libertad pero se termina unido, aunque sea a tu propio negocio".

A su turno, Ana Laura recuerda que "en el inicio éramos los dos, habíamos sido padres hace muy poco, dejamos los trabajos que teníamos en relación de dependencia y empezamos a emprender juntos".

"Arrancamos los dos, con una producción muy pequeña, que hacíamos en casa y salíamos a vender. Si vendíamos 20 barritas en un día era todo un logro. Así empezamos", rememora.

Tras el inicio, al emprendimiento se sumó una amiga de la pareja porque habían empezado a tener algunos picos en las ventas que sobrepasaban la producción que podían hacer entre los dos. "Apostamos a una sociedad con esta chica que era madre soltera y nos parecía que estaba bueno sumarla porque estábamos todos en un momento parecido y nos podíamos ayudar y cubrir con los tiempos con nuestros hijos, pero después esa sociedad se cayó", lamenta Román.

"Pasamos por varias personas que intentaron unirse, asociarse con nosotros porque tal vez les parecía bueno el proyecto, pero no aguantaban el proceso, que al principio es duro", complementa Ana Laura.

El proyecto arrancó un poco antes de que se declarase la pandemia por COVID-19. "En aquel momento nuestro primer canal de comercialización fue la venta ambulante. No sabíamos cómo comercializar nuestro producto y no teníamos tampoco un vehículo en esa época", recuerdan.

"Luego, cobré unos dólares y compré una moto justo cuando arrancó la pandemia. En ese momento se nos presentó un nuevo desafío porque el canal de ventas que teníamos ya no lo podíamos explotar más porque había aislamiento y la gente no podía salir a la calle, a lo que se sumaba la incertidumbre y paranoia de la pandemia que no se sabía que tan peligrosa era", señaló Román.

Explicó que "en ese momento pensamos en frío, nos reinventamos y decidimos, tras meses duros en los que no sabíamos cómo seguir, nos adaptamos a la situación".

"Hoy creemos que la crisis de la pandemia fue una gran oportunidad para nosotros que nos permitió crecer e impulsar los hábitos saludables, consumos nutritivos y conscientes", detalla al respecto Ana Laura y destacó que en ese momento decidieron "hacer exhibidores e ir a conquistar otros mercados que eran las dietéticas, drugstores, etcétera".

"Aprovechamos la situación de que la gente empezaba a comer mejor y a cuidarse más. Eso para nosotros fue un empujoncito a nuestro emprendimiento", celebran.

Un crecimiento casi inadvertido

Es tan intenso el ritmo en Pacha Saludable, que sus impulsores no tienen identificado con precisión el momento en el que dejaron de ser un emprendimiento familiar para convertirse en una pyme que se destaca en la plaza salteña y da trabajo a una decena de familias.

"Aún no nos detuvimos a ver cuánto ha pasado o el camino recorrido, la vorágine del día a día no nos permite detenernos a hacer análisis o balances. Fuimos atravesando distintas situaciones y pensando en cubrir la demanda permanente que teníamos y aumentaba", explica Román a El Tribuno.

Por su parte, Ana Laura describe: "El crecimiento fue muy rápido, en un año pasamos de hacer una bandeja de 30 unidades por día a hacer 500 unidades. Fue muy rápido, no nos dimos cuenta hasta que un día te cruzás a una persona en la calle y está comiendo tu barrita y ahí decís: ­Wow! Estuvimos tan ocupados en el camino que no disfrutamos de llegar".

"Yo siempre hago una analogía con un scrum, en el que estábamos empujando y recién hace medio año levantamos la cabeza de nuevo como para mirar y volver a tener una visión de nuestro negocio, porque hasta hace poco todo era producir y producir, encargarnos de contar con materia prima y que todo funcione bien", agrega Román y explica que "somos una pyme transformadora de materia prima, así que es un desafío lograr que todo esté sincronizado en la empresa, los proveedores, los empleados... para que no nos afecte el ritmo de producción".

"Antes empaquetábamos y poníamos etiqueta en una por una las barritas, era una cosa de locos, recién ahora estamos entrando en un proceso de mecanización de estas tareas y todo esto nos permitió incrementar nuestra producción y los procesos de empaquetados", agregó.

Mientras tanto, Ana Laura indica que "ahora se hace en tres horas lo que antes nos llevaba dos días; es un cambio muy grande, un proceso de reestructuración, porque el hecho de producir de esta manera también implica cambios en todo el sistema productivo, estamos adaptándonos, adquirimos máquinas y nos estamos familiarizando con esta nueva modalidad de trabajo".

Cómo es el producto

Descripta por sus creadores, la barrita Pacha Saludable es un producto artesanal, nutritivo, compuesto por cereales, fruta deshidratada. "Es un producto práctico que te alimenta bien en momentos en los estás haciendo cosas afuera de tu casa, ya sea en el trabajo, la facultad, la escuela, el gimnasio, etcétera. Te sacía el hambre y podés usarlo como un desayuno, evitando snacks que no son nutritivos", afirman Ana Laura Ramírez y Román Juárez.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...