El Gobierno quiere acordar precios y salarios por 60 días

El presidente Alberto Fernández reveló ayer que, junto al ministro de Economía, Sergio Massa, convocó a representantes del sindicalismo y a empresarios a "definir una hoja de ruta" para negociar un acuerdo de "precios y salarios por los próximos 60 días".

Lo hizo en la inauguración del Mercado de Lomas junto al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y al jefe de Gabinete de la provincia, Martín Insaurralde.

"Ayer hablábamos con Sergio (Massa) y estuvimos de acuerdo en la idea de convocar a empresarios y sindicalistas, sentarnos a una mesa y marcar una hoja de ruta para marcar precios y salarios por los próximos 60 días para que los argentinos dejen de vivir en esta inestabilidad en la que viven en materia de precios", expresó el jefe de Estado.

Durante su discurso, el mandatario hizo referencia a la necesidad de fortalecer la unidad del Frente de Todos.

"Cuando trabajamos juntos tenemos la posibilidad de encontrar mejores resultados. El valor de la unidad no hay que perderlo nunca, porque cuando nosotros nos dividimos aparecen los otros. Tenemos que trabajar mucho, y confío que vamos a poder hacerlo en unidad", expresó el mandatario en Lomas de Zamora.

A su parte, apuntó contra los especuladores y remarcadores de precios, y reiteró el trabajo conjunto que viene llevando a cabo junto a Massa y a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

"El mundo del futuro va a exigir energía y la Argentina tiene el gran privilegio de tener fuentes de energía de primer orden, y que esa oportunidad la perdamos porque unos pocos especuladores deciden una mañana subir el dólar a 60 pesos, y se den cuenta de que no logran conmovernos y lo bajan de un día para otro... no nos pueden hacer cambiar el rumbo a nosotros", explicó.

Además, agregó: "El deber que tenemos con Cristina y con Sergio es pensar en cada uno de ustedes. Nuestra obligación es con la Argentina, pero rompamos esa lógica del individualismo del que hablaba Matías y pensemos en cambiar individualismo por solidaridad. Todos necesitamos del otro".

El Presidente hizo énfasis, además, en que el Poder Ejecutivo apostará a "poner orden" en la estructura de precios, y cuestionó las variaciones de precios en los productos.

"No es posible que un mismo producto tenga distinto valor en un negocio y en otro que está a dos cuadras", subrayó, recuperando un fragmento del discurso del Gobernador.

A la vez, expresó que "hay muchos" que apuntan a silenciar la medidas que adopta el Gobierno para "facilitar la vida de la gente y abaratar los costos", y recordó que al asumir, la inflación alcanzada durante la gestión del exmandatario Mauricio Macri era de 54%.

"Debemos hacerle frente a la Argentina, es uno de los grandes problemas, uno de los que más preocupa al Presidente de la República, que quiere que los precios se contengan, que los especulares desaparezcan, y que los salarios le ganen a la inflación", declaró hablando de sí mismo en tercera persona.

Por último, envió un mensaje a la oposición y resaltó la presencia de Estado como garante del "equilibrio" para resolver problemas: "Hay algunos que piensan que el Mercado está para resolver los problemas, y allá está, los metieron en los créditos UVA, y todavía la están pagando. El Estado debe estar para poner equilibrio allá donde el equilibrio se pierden. No nos avergenza decir que el Estado debe estar presente, porque si no lo está la sociedad es una jungla", concluyó.

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...