"Nos están  matando con tantos  impuestos"

Marcos Arrabal cumple 50 años el próximo 15 de agosto y su distribuidora tiene 23, casi la mitad de su vida. Marcos es tucumano, se instaló en la ciudad de Salta hace 20 años luego de que la multinacional Pepsico, donde trabajaba entonces, le ofreciera la distribución de su bebida en toda la provincia. No lo dudó un segundo y se lanzó al desafío de emprender en un lugar desconocido para él hasta ese momento.

"Vine sin conocer nada, pero convencido de que era una marca multinacional y tenía que funcionar", destacó el distribuidor que echó raíces en tierras salteñas y hoy se siente "un salteño más".

Aquellos años fueron muy prósperos para Marco's Distribuciones SRL, pero a fines de 2018 la multinacional decidió cerrar en Salta y el trabajo de años se vino abajo de la noche a la mañana. "Cuando ellos cierran yo tenía una empresa de transporte y la distribuidora con más de 60 empleados. Hacíamos toda la logística en el norte, todos los supermercados, mayoristas del interior, frontera, cadena nacional, todo pasaba por mis manos", recordó.

Continuó "en esa época estaba creciendo la empresa Snacko, la había comprado el ingeniero Míguez, se enteró de que yo quedé sin trabajo y como nosotros teníamos toda la experiencia del negocio, de cómo hacer la distribución, la estructura armada, me ofreció la distribución de Snacko".

Cuando Marcos Arrabal empezó a trabajar con la fábrica, esta no llegaba a los 1.200 puntos de venta, ahora tiene 4.300 a lo largo y ancho de la provincia. Además, expandió su negocio a Jujuy, donde abrió Siete Colores SRL.

En Salta, la distribuidora funciona en barrio Mosconi, en la zona norte, donde trabajan 50 empleados. Aparte, Arrabal tiene un mayorista al frente del mercado Cofruthos y una sucursal estratégica en Coronel Moldes que cubre Santa María, Catamarca, Cafayate, San Carlos, Moldes, Guachipas La Viña, Talapampa y todos los pueblitos de los alrededores. Distribuye también Tía Maruka, Dulcor Fecovita, Baggio, Molinos y varias marcas más.

Como todos los argentinos, Marcos Arrabal viene padeciendo al enemigo de la "inflación", dice que la escalada de precios es constante y que los porcentajes distan mucho de los informados por el Indec. Hay productos (por ejemplo los enlatados) que tuvo que dejar de vender porque no están ingresando, entregas que no le liberan y a su vez no las puede hacer.

Tras los cambios en el Gobierno nacional, el comerciante espera que el panorama económico mejore para todos, especialmente para las pymes que como él apuestan a emprender en el país. "Decidí aceptar este desafío (de participar en el ciclo Hablemos de lo que viene organizado por El Tribuno) porque los emprendedores tenemos el mismo problema: necesitamos leyes laborales que nos ayuden, que nos protejan, necesitamos financiamiento, que los bancos sean más benévolos con nosotros", manifestó.

Prosiguió: "Las pymes tenemos muchísimos impuestos, nos están matando con tantos (mencionó el 931) y ahora que está todo bancarizado peor; el tema es que las compañías grandes, los mayoristas tienen excepciones, eso hay que decirlo. Bajar los impuestos sería grandioso porque lamentablemente el que muere siempre y paga los platos rotos es el consumidor final".

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...