¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

17°
23 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

El talento salteño brilló sobre la pasarela del megaevento Salta Ciudad del Diseño

Se realizó la tercera edición del desfile que conjuga diversos talleres y saberes de pueblos indígenas y capacitadores locales en prendas y accesorios originales, realizados en su mayoría por mujeres.
Miércoles, 04 de octubre de 2023 18:37

Este año el Polo Productivo de Diseño mostró a la sociedad los motivos por los que se ha transformado en una gran usina de talentos locales.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Este año el Polo Productivo de Diseño mostró a la sociedad los motivos por los que se ha transformado en una gran usina de talentos locales.

Más de 100 vestuarios pasaron ante los asombrados ojos de la audiencia en un desfile realizado el último fin de semana de septiembre y que exhibió las producciones de trece talleres. Moda sustentable, ecodiseño, lencería, fieltro, reciclado, calzado y marroquinería, diseño y producción textil, cerámica, economía social, diseño de disfraces, diseño de indumentaria y los textiles artesanales y tallado en madera del pueblo wichi se conjugaron en prendas y accesorios de manera tan inusitada que cada creación se antojaba digna de una pasarela de primer mundo.

"¿Esto se puede hacer?", "¿Esto existe?", se preguntaba Juana Vázquez, una modista jubilada, que, como muchos asistentes, habían ido a acompañar a familiares y amigos y se toparon con la sorpresa de que cuando la política pública apuesta a generar conocimiento y voluntad de trabajo y de emprender -sin que haya impedimentos como edad, recursos económicos, lugar de proveniencia o estudios formales acreditados- los alcances son infinitos.

"Cuerpo-territorio" fue el leitmotiv del evento y de acuerdo con Roxana Liendro, coordinadora del Polo Productivo de Diseño, se relaciona con aquel adagio de que Salta es una mujer que a tantos inspiró poemas bellos de amor. "La mujer se puede apropiar como inspiración y también el lugar, la provincia de Salta", sintetizó. Y una tercera línea, refirió, es la apropiación consentida de la sabiduría de los ancestros, todo trasladado al diseño.

Luego se expresó acerca de la vidriera que constituye este evento, que se realizó por tercera vez con la calidad que requieren producciones de este tipo y el acompañamiento de profesionales de la moda, el maquillaje y la fotografía locales. "En cada espacio municipal, en cada barrio, en cada zona, hay talentos ocultos y podemos visibilizarlos, ¡estos grandes talentos, de tantas mujeres hacedoras! Realmente veíamos cada pieza en cada pasada... Impresionante verlas con tanta creatividad y un diseño enorme. Obviamente, esto gracias al talento de todos los alumnos que tenemos y a sus capacitadores, grandes diseñadores, grandes artesanos, que llevan adelante el día a día", afirmó.

Las fusiones de técnicas y las presentaciones de los materiales encubrían un trabajo artesanal propio del diseño de autor. "La transmisión de los oficios y los saberes se vio materializada en esta pasarela. Tanto fieltro, por ejemplo, que se venía en esas prendas divinas con todo un trabajo como es el vellón de la lana de oveja, teñida de forma artesanal y construir ese textil con este vellón. Se pudo ver ahí plasmada toda la creatividad en unos tapados, pashminas, vestidos y accesorios. Después la cerámica fue aplicada sobre el vellón de lana de oveja. La verdad es que muy creativa la parte textilera y el biotextil. Por ejemplo, con unos patchworks enormes, de hermosos colores, y el vestuario también brilló con cada personaje", precisó.

Por último, se refirió a una extensión del trabajo del Polo Productivo de Diseño que los llevó a la misión chaqueña, más precisamente al paraje El Algarrobal, y a la Puntana, de Santa Victoria Este. "¿Cómo se extrae la fibra natural del chaguar? ¿Cómo se hila el chaguar? ¿Cómo se hace el punto red? ¿Cómo se hace la talla en madera? Esas eran nuestras preguntas iniciales y es muy importante que podamos visibilizar y contar por medio de la sabiduría de nuestro pueblo wichi, que los maestros puedan venir y contarles esto a las mujeres del Polo Productivo", dijo y resignificó con ello la idea de territorio, porque el territorio "se puede cruzar para comunicar y traer los saberes ancestrales".

Sin embargo, el contacto asiduo con estos talleristas, que vienen a la ciudad una vez al mes y se quedan cinco días para impartir clases en los barrios y la Escuela de Artes y Oficios también sensibilizó a Roxana y su equipo con otras realidades. "Más allá del diseño, empezamos a detectar muchas problemáticas especialmente de los pueblos, por supuesto que ya estamos al tanto, como así también de los barrios", comentó.

Y desgranó: "Cada vez que viajamos a la misión chaqueña estamos enseñando a que los jóvenes no pierdan su idioma. Cuando vamos a enseñar a coser a máquina, por ejemplo, vemos que muchos jóvenes están perdiendo el idioma porque no saben escribirlo. Justamente estamos aprendiendo a escribir ciertas palabras nosotros con ellos. Pero también hay técnicas o puntos de tejidos que se están perdiendo".

 

PUBLICIDAD