¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

18°
18 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Popeye BC celebra sus 60 años de vida: la historia de un club modelo

El club espinaca festeja hoy un nuevo aniversario. Creció con la fuerza de algunas familias de la zona norte y hoy disfruta de varios éxitos nacionales que enriquecieron su historia gloriosa.
Sabado, 11 de febrero de 2023 02:21

11 de febrero. Para el almanaque es un día más. Pero no para las familias que en algún momentos de sus vidas fueron atravesadas en el sentimiento por un dibujo animado, una anilina de color bordó y un deporte nunca visto en Salta en la década del 60.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

11 de febrero. Para el almanaque es un día más. Pero no para las familias que en algún momentos de sus vidas fueron atravesadas en el sentimiento por un dibujo animado, una anilina de color bordó y un deporte nunca visto en Salta en la década del 60.

Hoy Popeye BC cumple 60 años de vida, seis décadas ligadas al deporte. Primero al béisbol, una disciplina que poco se conocía en nuestra provincia cuando el club tomó forma definitiva el 11 de febrero de 1963. Diez años después, en 1973, se sumó el hockey sobre césped a la andanzas popeyanas, que terminó por darle la cuota de grandeza que la institución necesitaba.

Memoriosos del club como José Esteban "Pepe" Gómez recuerdan que el béisbol se instaló en el club sin la ayuda de extranjeros; ni japoneses ni centroamericanos, tampoco estadounidenses tuvieron que ver con la loca idea. Los grandes "culpables" fueron Eduardo Wilde y el profesor Welindo Villa.

Del entusiasmo de unas pocas familias de la zona norte de nuestra ciudad nació este club. El nombre cayó casi de manera inesperada. "A principios de 1964, antes de fundar el club, nos dirigimos a la Liga Salteña de Béisbol para informarles de nuestro interés. Nos preguntaron cómo se llamaría el club y le dijimos sonrientes: 'Popeye', caricatura de moda en ese momento", contó Pepe Gómez, actual presidente del club espinaca.

La respuesta no tardó en llegar. "Nos contestaron que no era un nombre adecuado para un club de béisbol", recuerda Pepe. La idea y el nombre se mantuvieron hasta el día de hoy.

Con la fundación del club aquel día de febrero de 1963 llegó la primera comisión directiva oficial, que estuvo formada por: Jorge Cossedu (presidente), Daniel Orte (secretario), María Zumaeta de Escudero (tesorera), Luz Tobio de Ísola (vocal titular), José Gómez (vocal suplente), Dante Sansó (revisor de cuenta) y Carlos Escandar (revisor de cuenta suplente).

La historia cuenta que el bordó que caracteriza a Popeye se debe a una anilina de ese color que el farmaceútico Antonio Escandar le dio a los jugadores de béisbol para teñir sus vestimentas. Cada uno trajo su juego de ropa, se les dio ese color y los vivos blancos los sumó Blanca, la abuela de "Dantito" Sansó, que aportó las cintas para que se sumaran a la vestimenta oficial del equipo.

Las primeras sedes de Popeye fueron las casas de aquellas familias que dieron el primer empuje: Don José Ismael Gómez y su esposa Goga, Antonio y Encarnación Escandar, Dato y Armonia Galli y la abuela Dolores. Se registra además que entre las primeras en asociarse a Popeye BC estuvieron Susana Gómez, Mirta y Silvia Galli y Marta Escandar.

El béisbol de Popeye rápidamente se ganó un lugar de privilegio en el escenario salteño. El segundo deporte que se sumó fue el sóftbol, pero no logró hacer raíces. Luego nació la práctica del hockey sobre césped, con la intención de dar actividad a las simpatizantes de Popeye; la elección fue la correcta, por los importantes resultados que la disciplina sumó para el club y el deporte salteño.

El primer terreno deportivo de los espinacas fue donde hoy se encuentra el nuevo Hospital del Milagro; en la década del 70 se construyó el primer diamante de béisbol con ayuda de la Liga Salteña. La primera mudanza se da a principios de los 80, cuando el club se traslada al frente del mencionado hospital; allí se desarrolla la vida del club hasta el 2006, cuando un grupo empresarial compró esos terrenos para instalar el centro comercial que hoy domina esa zona. A los espinacas se les cede a través de una ley los terrenos donde actualmente se encuentran dos canchas de hockey (una de arena y otra de agua), el estadio de béisbol, más vestuarios, quincho y otras dependencias.

Entre los logros deportivos que el club conquistó en sesenta años se destacan las giras realizadas en 1992 a Saint Louis, Estados Unidos, y a México. En béisbol, Popeye suma una enorme cantidad de títulos que lo convirtieron en el más ganador del país, como los campeonatos de la Liga Argentina de 2017-2018.

En hockey hay que destacar el bicampeonato de la Liga Nacional de 2011 y 2012, y que gracias a la construcción de la cancha de agua llegaron a jugar Las Leonas en nuestra ciudad en varias ocasiones.

Popeye BC llegó a los sesenta años y tiene cuerda para seguir sumando años, con el empuje de aquellas primeras generaciones de espinacas, sumados a los nuevos valores.

Embajadores espinacas

A lo largo de los años, Popeye BC aportó una gran cantidad de jugadores a los seleccionados nacionales de béisbol y hockey. En 1967 Marcelo Zigarán fue convocado a la Selección argentina de béisbol, siendo el primero de Popeye en tener ese honor. Otros fueron Daniel Orte (1977), Ernesto Comoglio (1993), Rolando Arnedo (1996), Gabriel Sansó (2004), Lucas Montalbetti (2011), Federico Gómez (2012), Exequiel Talevi (2013), Lucas Ramón (2018).

El hockey también tuvo sus grandes embajadoras: Camila Gómez, Natalia Del Frari, Macarena Pescador, Camila Raposo y Valentina Raposo (medallista de plata en Tokio 2020 y subcampeona del mundo con Las Leonas en 2022). También hay que destacar a Sandra Ísola, integrante del equipo argentino que jugó el Panamericano de softbol en 1991 (Lima). Otra leyenda es Antonio Mendoza, jugador de Los Murciélagos que ganó la medalla de plata en los Juegos Paraolímpicos Atenas 2004.

Entre los ganadores del Olimpia de Plata están Daniel Orte, Gustavo Gómez, Héctor Medina, Héctor Ramón, Rolando Arnedo y Exequiel Talevi.

 

Institución que crece día a día

El fútbol femenino también forma parte de Popeye. El club desarrolla las categorías de 13 y 14 años, y supo contar con equipos de 18 años y mayores, pero al no poseer un terreno deportivo apto para ellos se optó por darle formación a las divisiones de 13 y 14 años.

Se trata de un club que colaboró notablemente con la contención de cientos de chicos de la zona norte de la Ciudad de Salta durante décadas, alejándolo de los flagelos y de los malos hábitos, y que proyecta a futuro ampliar su gama de disciplinas para poder seguir absorbiendo a la ansiosa barriada.

Sin lugar a dudas, el nombre de Popeye Béisbol Club será siempre sinónimo de familia, deporte, integración y de excelencia.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD