Juicio a los Castedo: tensión entre la fiscal y los jueces

Crece la tensión en el juicio contra los hermanos Delfín Reynaldo y Raúl Amadeo "Hula" Castedo. No solo por quienes son los imputados sino por una disputa entre la fiscalía y los jueces del caso. Ayer la fiscal Claudia Carreras solicitó la recusación de la totalidad del Tribunal, acusándolo de supuesta parcialidad. El Tribunal está integrado por los jueces Edgardo Laurenci, Raúl Fernando López y Claudio Alejandro Parisi Las audiencias son por el crimen de Liliana Ledesma, ocurrido en 2006, en Salvador Mazza.

La fiscal Carreras consideró que el tribunal le limitó la formulación de preguntas a los testigos, por lo que entiende se le impide acreditar -de alguna manera- como corresponde los hechos por los que están acusados los hermanos Castedo. El caso es que la audiencia entró en un cuarto intermedio y tras deliberar el tribunal rechazó el planteo de la fiscal, por lo que el juicio continuó ayer con las declaraciones de testigos, entre ellos la madre de Liliana Ledesma y su hermano.

Las audiencias se extenderán hasta hoy, aunque los incidentes legales suscitados en más de una oportunidad podrían hacer extender las audiencias por otra jornada, a confirmar.

Los hermanos Castedo están imputados por los delitos de homicidio calificado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas y encubrimiento.

Los imputados participan de las audiencias en forma remota desde su lugar de detención en el Servicio Penitenciario Federal de Ezeiza, donde se encuentran alojados a disposición conjunta del Juzgado Federal de Orán y de la Justicia provincial.

Los imputados, desde la virtualidad, se abstuvieron de declarar ante el Tribunal colegiado en la primera audiencia. En ella, el martes el Tribunal rechazó de manera sistemática todas y cada una de las objeciones planteadas por la defensa de los Castedo, quienes insistieron en la comparecencia presencial de los acusados. Esto tuvo un efecto notable en la extensión de la audiencia.

La querella planteó suspenderla dentro de los plazos de ley para que ambos sean trasladados a un tribunal federal de la jurisdicción de Ezeiza, para poder continuar ante la presencia de un secretario. Por su parte, la defensa solicitó una vez más que ambos imputados estén presentes en la sala de audiencias de Orán, e hizo reserva del planteo de nulidad del juicio en caso de que continuara por vía remota. El Tribunal, tras un cuarto intermedio, no hizo lugar a los planteos.

Posteriormente la defensa cuestionó la ausencia de una requisitoria fiscal de elevación a juicio, señalando que el acto fue solo firmado por el juez de Garantías de Tartagal, Nelso Aramayo. Con este argumento pidió la nulidad absoluta y el sobreseimiento de los acusados. La fiscalía y la querella, a su vez, solicitaron el rechazo de este pedido. Luego de un nuevo cuarto intermedio el Tribunal se pronunció por el rechazo.

También para el día de ayer se esperaba la declaración de dos amigos. Aún así quedarían al menos seis testigos.

En representación del Ministerio Público Fiscal interviene la fiscal Penal del GAP Claudia Carreras. La querella es representada por el abogado David Leiva, y en ejercicio de la defensa de los hermanos Castedo actúan Horacio Daniel Morales y Mariano Álvarez. Trascendió además que la fiscal, tras el rechazo de la recusación del Tribunal, hizo reserva de casación por el incidente.

Se esperan las revelaciones de periodistas que entrevistaron a Liliana Ledesma en su tiempo, otros familiares y tres testigos más, a saber. Tras los planteos de la fiscal Claudia Carreras, algo se dejó entrever, y es que el nexo de los Castedo con los ya sentenciados en torno a la autoría intelectual no tiene por ahora un testigo que lo certifique fehacientemente.

El primer día un testigo, según versiones, habría visto como "Hula" Castedo le hizo la señal de corte en el cuello y la amenazó diciendo "es la última vez que me reconoces". Por eso, el Tribunal adoptó como criterio preguntarle a los testigos si se sienten intimidados para ofrecerle seguridad.

El porqué de la recusación de los jueces

La fiscal argumentó que se le limitó la posibilidad de interrogar a testigos y presentar pruebas para la acreditación de los hechos. Se le impidió realizar preguntas sobre el tiempo, lugar y modo del asesinato de Liliana Ledesma, y las causas sobre narcotráfico relacionadas con el caso. 

Además, el Tribunal rechazó incorporar la digitalización de los casetes incorporados a la causa, consistentes en escuchas telefónicas que en el tiempo de los hechos había realizado Gendarmería. La querella apoyó la recusación y argumentó que esta no solo se basa en la pérdida de imparcialidad del Tribunal, sino que constituye un adelantamiento de opinión de sus  integrantes.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

ㅤ ㅤ
cargando...