Para los concejales de la comisión de Medio Ambiente, Higiene y Seguridad la falta de controles en el río Arenales deja la puerta abierta para que “Aguas del Norte continúe contaminando” ese cauce. Al menos así lo reflejaron las críticas que los ediles plantearon ayer al personal de la empresa a quienes pidieron respuestas sobre esta situación.

Dos puntos críticos sobresalieron en la reunión que se extendió por dos horas: los desechos que tira un caño de Aguas del Norte al río Arenales, que se encuentra ubicado a la salida del vertedero San Javier, justo en el punto donde hay una curva. Por otro lado, los desechos cloacales que tiran 300 familias de los barrios San Ceferino y San Antonio, dado que no cuentan con una red cloacal desde hace 20 años y que -según la empresa estatal- se está realizando.

Si bien las críticas apuntan a Aguas del Norte, no se ignora la omisión de los controles y de las advertencias que el Ente Regulador de Servicios Públicos debería realizar a la compañía para que no vuelque elementos contaminantes a ese cauce.

“Los órganos que tienen la misión de fiscalizar no lo hicieron cuando los funcionarios saben que la contaminación mata y afecta a la gente más pobre de Salta. Ellos son las principales víctimas”, indicó a El Tribuno el abogado Pablo Sarmiento de la organización no gubernamental Red Sol.

“Encontramos mucha contaminación en la curva Sarmiento, no tanto en la planta depuradora de la zona sur. Hay 300 usuarios volcando crudo al río”, sostuvo, por su parte, la presidente de la comisión de Medio Ambiente, Angela Di Bez.

El gerente técnico de Aguas del Norte, Javier Jurado, apuntó que “el martes pasado fuimos al punto de descarga de la planta depuradora sur, cerca de San Javier. Allí vimos todo el líquido que entra de la mayor parte de la población capitalina. Aguas arriba de ese punto, hay familias que no tienen el servicio de cloaca y que tiran sus vuelcos hacia el río”. Jurado agregó que se está realizando un tendido cloacal de 2.200 metros y que mediante un bombeo llegará hasta la planta depuradora de líquidos cloacales de la zona sur; mientras, seguirán desembocando en el Arenales.

“Cuando se le consulta a la empresa estatal Aguas del Norte por la contaminación en el río siempre tiene la misma respuesta: no sabe los motivos”, cuestionó Sarmiento.

Edita Godoy, quien se desempeña como coordinadora de la Unidad de Ejecutora de Saneamiento del Río Arenales, explicó que las volcaduras en el río existen desde hace 20 años y que se pudieron disminuir al pasar de 11 a solo 2. Ayer, los directivos de Red Sol preparaban una denuncia penal contra Aguas del Norte por contaminación.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...