Para el Indec, la pobreza bajó en el segundo semestre de 2011 al 6,5%, desde el 9,9% que había registrado en el mismo período del año anterior. El organismo también informó que las personas en situación de indigencia, comprendidos dentro del índice de pobreza, y definidas como aquellas cuyos ingresos no alcanzan siquiera para comprar la cantidad mínima de alimentación, llegaron entre julio y diciembre al 1,7% de la población, contra el 2,5% de igual período de 2010.

La estadística oficial señala que, a finales de diciembre pasado, se encontraban por debajo de la línea de pobreza 382.000 hogares, que abarcan a 1,6 millones de personas.

En ese conjunto, 141.000 hogares se encuentran, a su vez, bajo la línea de indigencia, lo que incluye a 427.000 personas.

Siempre según los cálculos del Indec, organismo cuestionado desde 2006 por la manipulación de sus estadísticas tanto en el país como en el exterior, la pobreza en Argentina disminuyó progresivamente desde el extremo del 57,5 % que registró en octubre de 2002.

La medición que realiza semestralmente el Instituto tiene en cuenta el nivel de vida en los 31 centros urbanos más poblados del país.

Algunas estimaciones privadas, aunque afirman que hubo un descenso, difieren en los números. Por caso, según la Fundación Mediterránea, en 2011, la tasa de pobreza, medida según la inflación de la provincia de San Luis, rompió el piso del 20%. Mientras que la indigencia, bajó del 20% al 7,5%. Otros analistas ubican la pobreza en 20% pero la indigencia más cerca del 6 por ciento.

Fuente: Clarín

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...