Una antología poética rescata el diálogo como “modo de ser”

Temas diversos, atravesados por el contexto social en que se insertan, una poesía profunda, reflexiva y con una marcada impronta filosófica, y una antología que busca desandar los sentidos que emergen de una pluma privilegiada: la de Santiago Sylvester.
Estos sentidos se construyen y deconstruyen en la antología “La conversación”, que se presentará hoy, a las 19, en el complejo de Bibliotecas y Archivos de Salta (Belgrano 1002). 
Allí el autor “dialogará” con el poeta Juan Carlos Moisés sobre su obra. “Es una antología amplia de mi poesía, desde ‘Palabra intencional’, publicado en 1974, hasta el último”, contó a El Tribuno el escritor salteño.

Los temas son numerosos y polifacéticos. “Al ser una selección de tantos años, los temas son tan variados como lo fue mi propia vida. Jaime Gil de Biedma decía que su tema era ‘yo y el paso del tiempo’. Le agregaría ‘el mundo en el que vivo y la época que me tocó’”.
Un aspecto casi filosófico representa el nombre de la obra. “Se trata de una síntesis de lo que es el arte. Creo en la conversación por ideología y por temperamento; es una herramienta fundamental que nos llega desde lejos, desde que el hombre aprendió que vive en manada y que sólo en manada puede darse la vida. Somos en relación con el otro, y así es como he escrito todo hasta ahora.”, afirmó Sylvester. 
El escritor eligió Salta para realizar la presentación de su obra, ciudad a la que siempre retorna, por más lejos que se encuentre. “Es positivo que una selección amplia se presente en Salta y gracias al apoyo del Fondo Editorial de la Provincia”.

Poesía como modo de vida
“Mi destino pasó y pasa por la poesía. Gracias a ella me he relacionado de determinado modo, he leído de determinado modo, he viajado, he conversado y he aprendido a estar solo de determinado modo. Es mi manera de andar y el eje de todo lo que he hecho”, afirmó. 
Son varios los escritores que dejaron mella en su escritura, pero Sylvester revaloriza especialmente a aquellos que formaron parte del “Siglo de oro español”, del que aprendió a saber qué es el verso, como se desarrolló y cómo emplearlo. También rescata la poesía del siglo XX, “con su impronta de aventura, búsqueda y cierto inconformismo, como para aceptar que no hay que quedarse quieto”.

De las letras salteñas contemporáneas, destaca la pluma de escritores de la talla de Jacobo Regen, Leopoldo “Teuco” Castilla y Teresa Leonardi. “La lírica local siempre ha tenido una fuerte presencia en la literatura nacional, al menos desde comienzos del siglo XX. Y hoy siguen algunos nombres bien situados y otros que están viniendo con buena poesía y dedicación”.

Una poesía reflexiva
Santiago Sylvester nació en 1942 en Salta. Actualmente vive en Buenos Aires. Es el único salteño que ocupa un lugar en la Academia Argentina de Letras (AAL).

Su poesía posee una fuerte estampa filosófica y una reflexión profunda de las experiencias del ser humano. Si hay un hilo conductor es sus textos, desde que comenzó a escribir siendo un adolescente, es esta impronta reflexiva, atenta a lo que pasa en la calle, con palabras más bien precisas antes que sonoras. 

Comenzó a escribir siendo una adolescente y publicó sus primeras obras cuando estaba en el servicio militar, a los 20 años. Es autor de “Los casos particulares” (Ediciones del Dock, 2014), “El reloj biológico” (2007), “Perro de laboratorio” (2ª edición, 2008), “El punto más lejano” (2011) y -en prosa- “La prima carnal” (1987), entre muchos otros. 

Para Sylvester, la labor poética no estriba en términos ideológicos de manera estricta. La ideología es, más bien, un movimiento que emana naturalmente de las palabras mismas. “La ideología sale igual cuando damos un punto de vista sobre la sociedad, la justicia o la injusticia... No creo que querer cambiar el mundo en ese sentido sea la primera tarea de un poeta”, sentenció el laureado poeta. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...