Aún no logran controlar el brote en el sur del país

El secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, aseguró ayer que se hacen "las cosas que hay que hacer y correctamente", para frenar el brote de hantavirus en la localidad chubutense de Epuyén y que "no se puede decir que está controlado".

"Nuestra hipótesis es que ha habido una mutación del virus que ha cambiado la vía de contagio: hasta ahora lo que había era un contagio ambiental, es decir que era por la orina del roedor, y lo que se ha modificado es la vía de transmisión de persona a persona", dijo en declaraciones radiales.

"Esa modificación en las características del virus es lo que estamos estudiando en el Instituto Malbrán, que es el instituto nacional de referencia", agregó el funcionario.

A la hora de evaluar el brote de la enfermedad, afirmó que no puede arriesgarse "a decir que está controlado".

"Lo que sí podemos decir es que se está haciendo lo que hay que hacer y correctamente" y "ojalá con esta intervención empecemos a controlar el brote", subrayó.

Trabajo conjunto

Rubinstein dijo que "es excelente" el trabajo conjunto con la provincia de Chubut, porque "hay una perfecta comunión y trabajo colaborativo entre los equipos" sanitarios.

"De hecho, tenemos nuestros equipos afincados en la zona de Esquel/Epuyén, trabajando codo a codo con las autoridades sanitarias provinciales y municipales", agregó.

Destacó que ello permitió "identificar la cadena de transmisión" del virus que transmite el ratón colilargo y decidir "el aislamiento respiratorio selectivo" de todas las personas que estuvieron en contacto con los casos confirmados de la enfermedad.

A Esquel viajó una comitiva de Nación que incluye a especialistas del Instituto Malbrán, de la Dirección Nacional de Epidemiología, de la terapia intensiva del hospital El Cruce y el presidente de la Asociación Argentina de Epidemiología.

El último parte oficial de Chubut indica que hay 28 casos positivos de hantavirus y 10 fallecimientos a causa de esa enfermedad, mientras que 94 personas se encuentran bajo aislamiento respiratorio selectivo a fin de detener la propagación del virus.

Según las autoridades sanitarias, la tasa de letalidad observada en este brote es la esperada para la cepa Andes Sur de hantavirus (entre 30% y 50%).

Piden la emergencia

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) solicitó ayer la declaración de emergencia sanitaria en Chubut por el brote de hantavirus que afecta al oeste de la provincia.

El APDH sostiene en su solicitud que este brote de hantavirus afecta a las comunidades, trascendiendo los límites municipales por lo que es necesaria la declaración de emergencia sanitaria en todos los municipios cordilleranos de la provincia de Chubut, como medida unificada considerando que el no hacerlo de este modo coordinado podría significar un agravamiento de la situación epidemiológica actual.

En Buenos Aires

La Secretaría de Salud del partido bonaerense de Almirante Brown, al sur del conurbano, informó anoche que “se ha detectado un caso de hantavirus en la localidad de Ministro Rivadavia con lugar de contagio indeterminado”.
Se trata de un paciente de 26 años que hasta el 30 de diciembre pasado trabajó en un tambo del partido de San Andrés de Giles y se estudia, si en ese lugar, se podría haber enfermado. El paciente estaba internado y su cuadro clínico “está mejorando”, se indicó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...