De la banquina al hospital

Un hombre con domicilio en General Güemes que permaneció durante casi toda una jornada en coma y sin conocimiento en un hospital público, al despertar salió inmediatamente a denunciar a una patrulla de policías motorizados del Valle de Siancas, a quienes sindicó como los que lo golpearon hasta desmayarlo. Que luego lo condujeron al hospital y lo esposaron a la cama del nosocomio público. 

La historia del hombre será pública cuando el mismo logre recordar todos los momentos de los que no tiene noción aún, dijo ayer. Lo que sí tiene en claro fueron los momentos previos a la agresión, que dijo sufrió de parte del personal uni formado.

El hombre denunció formalmente que estaba tomando una lata de cerveza en un lugar próximo a un quiosco que se encuentra cercano a la terminal de ómnibus de General Güemes cuando se presentaron dos policías motorizados para informarle que debía retirarse del lugar. Como no les hizo caso, de inmediato le aplicaron un golpe que dijo podría haber sido con la culata de una escopeta. Tanto lo golpearon que se le desprendió una prótesis que el sujeto tenía colocado en uno de sus ojos, es decir el hombre violentado -según su denuncia- es discapacitado visual. La prótesis ocular fue llevada al hospital y entregada allí por la policía 24 horas después de los hechos denunciados y habría sido hallada en el lugar de la supuesta agresión . 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...