Ante Macri y Fernández, la Iglesia llamó  a "no caer en la tentación de querer destruir al otro"

 El arzobispo de Mercedes- Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, pidió hoy "no caer en la tentación de querer destruir al otro", al pronunciar su homilía en la Basílica de Luján frente al presidente saliente, Mauricio Macri, y el mandatario electo, Alberto Fernández.
   "Debemos hacer todo lo posible y resistir por no caer en la tentación de querer destruir al otro", manifestó Scheinig en el marco del Día de la Inmaculada Concepción de María.

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) convocó "al Pueblo de Dios y a todos los sectores sociales y políticos que deseen participar, a rezar juntos por la Patria".

  A dos días del inicio del cambio de Gobierno, Macri y Fernández participaron en primera fila de una misa "por la unidad y la paz" en la Basílica de Luján.
   En ese marco, Scheinig pidió "volver a dialogar" y construir políticas que "trasciendan los gobiernos", y consideró que "necesitamos promover una cultura del encuentro" y "volver a dialogar todas las veces que sea necesario".
   "Estamos agotados de tantos desencuentros y peleas. No se trata de una unidad homogénea o hegemónica, sino de una unidad necesaria para construir el país deseado y salir del laberinto en el que nos encontramos", manifestó el arzobispo de Mercedes- Luján.

A la convocatoria de la Iglesia respondieron rápidamente Macri y Fernández, quienes concurrirán acompañados de otros dirigentes y colaboradores.

  Además, consideró que "ninguna persona o grupo en soledad o aislado es la Patria", y argumentó: "La Patria somos todos. La comunión entre nosotros no es una cuestión estratégica, hace a la esencia de lo que somos en el origen y a lo que podemos ser en el destino común".
   El presidente electo concurrió a la misa, que duró poco más de una hora, acompañado por su pareja, Fabiola Yañez, al igual que Macri que asistió junto a su esposa Juliana Awada.

De Juntos por el Cambio, confirmaron sus asistencia la vicepresidenta saliente Gabriela Michetti; la gobernadora de Buenos Aires saliente, María Eugenia Vidal y el reelecto jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta. También fueron invitados a la misa representantes de los sindicatos, las empresas, los movimientos sociales y otros credos.

La celebración concluirá con una invocación interreligiosa y ecuménica, según informaron fuentes de la CEA.

Macri y Fernández, si bien compartieron comunicaciones telefónicas y mensajes de Whatsapp, se vieron por última vez el 20 de julio, en el segundo y último debate presidencial previo a las elecciones del 27 de octubre.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...