Los Monos  nos pondría  en un lugar  expectante

La semana anterior el gobernador de la provincia de Salta junto a representantes de las empresas Tecpetrol y Pampa Energía suscribieron un acta acuerdo para iniciar en la formación geológica Los Monos los primeros estudios que lleven a determinar el potencial geológico de lo que se supone, puede ser aún más prometedor que el mismo Vaca Muerta.

El acta firmada establece que las exploraciones se localizarán en Río Colorado, colindante de Aguarage, que comprende los lotes de Río Pescado, La Bolsa, Sierras de Aguarage y Campo Durán - Madrejones.

El plan prevé el inicio de los trabajos en el segundo cuatrimestre de este año, en un proceso que "permitirá cuantificar la existencia de este recurso en el norte de la provincia y abre grandes posibilidades de ser un desarrollo económico factible que permita captar nuevas inversiones y con ello generar fuentes de trabajo", evaluó la ministra de producción de Salta Graciela Pinal de Cid.

Carlos Arturo Ormachea (Tecpetrol) señaló que el acuerdo "abre nuevos horizontes en la exploración de gas no convencional, en la zona de Aguarage", con un plan dirigido a la perforación de un pozo en la formación Tupambi o San Telmo y la ejecución de mantenimiento y refacción al pozo SaAg-a-3, con objetivo a la formación Los Monos.

Pero ¿qué es la formación geológica Los Monos y desde cuándo aparece como uno de los escenarios más promisorios en materia energética para Argentina? En una industria en la que las investigaciones insumen varios años, el primero en hablar de esta formación fue Miguel Gallucio, el ex CEO de la nacionalizada YPF (2012-

2016) cuando aún se desempeñaba al frente de Schlumberger, la mayor empresa del mundo de servicios a yacimientos petroleros. La formación Los Monos abarca el norte de Salta, el sur de Bolivia y según el estudio realizado hace una década por expertos de la firma podría tratarse de al menos cuatro grandes yacimientos de gas no convencional. El informe de Schlumberger fue dado a conocer en la revista Oilfield Review y estima que podría contener hasta dos tercios de los recursos técnicamente recuperables en materia de gas no convencional de la Argentina.

El más prometedor es San Alfredo, que corresponde a una capa de lutitas negras (rocas con presencia de materia orgánica, bituminosas). El informe de Schlumberger señala que "la escasa información disponible indica la presencia de una matriz de lutita con buenas características para la estimulación por fracturamiento hidráulico.

El fracking

El "fracking" o "estimulación hidráulica" se aplica para extraer gas y petróleo de formaciones no convencionales, como Vaca Muerta -y en un futuro Los Monos en el norte de Argentina-. Se toma como parámetro la permeabilidad del yacimiento es decir en qué medida, los poros microscópicos que contienen gas y petróleo están interconectados entre sí. Cuando esa interconexión es buena, se dice que la roca es permeable, dado que los hidrocarburos pueden moverse por el interior de la roca, el caso de los reservorios convencionales. Pero cuando la interconexión es mala o nula, se habla de formaciones de hidrocarburos no convencionales.

Mediante la inyección de un "fluido de fractura" se abren fisuras microscópicas en la roca, que se apuntalan con granitos de arenas especiales para que no vuelvan a cerrarse. Por los espacios entre los granos de arena, y a lo largo de las fisuras, pueden fluir el gas o el petróleo, incluso de formaciones completamente impermeables. Al inyectarse el fluido, la arena queda en el interior de las fisuras, impidiendo que se cierren al bajar la presión. Por esas fisuras comienzan a fluir, primero, el agua excedente de la operación y posteriormente el gas y el petróleo. En Estados Unidos, esta técnica aplicada desde los años 90, produjo una verdadera revolución gasífera.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...