Embarcación: las deudas superan los $26 millones

Carlos Funes, el intendente de la localidad de Embarcación -mediante su Departamento de Comunicación, Ceremonial y Protocolo- dio a conocer la situación económica y patrimonial en la que encontró el municipio, luego de 20 años de gestión de Alfredo Llaya.

Funes difundió la información con medios de la zona "a modo de brindarle un informe sobre el panorama en el cual se encuentra, tanto el municipio, como así también la jurisdicción", manifestó el jefe comunal de esa localidad del norte de la provincia.

Los números

Luego de la reunión de prensa la información se difundió en redes sociales, donde se da cuenta que "al momento de asumir en el mandato, el día 10 de diciembre del corriente año, se registra un saldo en la cuenta corriente de la sucursal Embarcación del Banco Macro por la suma de $ 6.232.369. No obstante ese saldo favorable al municipio se contrapone con los cheques diferidos librados por la comuna para los meses de diciembre, enero, febrero, marzo por la suma de $ 20.432.203; una deuda con la empresa Edesa correspondientes a los meses de agosto, septiembre, octubre por la suma de $1.111.454, otra deuda con la DGR Provincial por retenciones correspondientes a los meses de septiembre, octubre, noviembre que ascienden a $1.654.700. A eso se suma otra deuda por aportes y contribuciones que alcanzan los $2.340.465 y una deuda con los gremios de Soeme, ATE, UPCN y convenios de comercio con Soeme por $751.991".

En su detalle Funes precisó que recibió "el 10 de diciembre un pasivo (deudas y obligaciones) por la suma de $26.501.611. Por tal motivo se vio en la necesidad imperiosa de pedir a Provincia el adelanto de lo correspondiente a la coparticipación del mes de enero del 2020, para lograr cubrir sueldos y aguinaldos. Dicha acción se vio reflejada en el parate con respecto a las obras y culminación de las correspondientes carpetas asfálticas, como así también "Pileta del Codem" (presupuesto que fue destinado en un 100% a la gestión anterior y aún faltan varios detalles para finalizar dicha obra).

En cuanto a las obras de ejecución Funes precisó que "se sigue trabajando en la escuela técnica, para poder lograr darle inauguración en el mes de marzo".

En cuanto al asfalto, se está trabajando para cumplimentar con los trabajos de calle Yrigoyen (25 de mayo - 9 de Julio), Teresa de Calcuta (tramo hasta ruta nac. 34), e Independencia.

Planta de personal

En cuanto a la planta de personal, Funes informó que el municipio de Embarcación tiene un total de 822 agentes entre los que conforman la planta permanente, contratados, transitorios, jornalizados (planilleros) y personal de obras.

En este panorama, Funes expresó que es muy difícil mantener a tal número de agentes municipales, dejando entrever alguna medida directa para paliar tal situación.

De todas formas el jefe comunal no se expresó de manera concreta al respecto, por lo que en el comunicado oficial no se habló de desvinculaciones de personal.

Los desafíos para el nuevo jefe comunal

Funes no se refirió específicamente al despido de personal

Acceso a la sede municipal de Embarcación.

Las transiciones ya pasaron luego de asumidos los nuevos intendentes y en los municipios donde hubo cambio de mandato el elemento común que aparece por estos días es el conflicto por el estado de deudas y el personal municipal. Ambos elementos prevalecen como críticos en el esquema de los nuevos jefes comunales, muchos de los cuales optaron por tomar medidas de ajuste inmediato.

Para el caso de Embarcación, Funes expresó que “este hecho de transición es algo nuevo, ya que hace muchos años no se llevaba a cabo. Por tal motivo la gente piensa cosas con desconocimiento, lo que las lleva a estar confundidas y preocupadas. Por tales hechos y al encontrarse en emergencia, es muy difícil mantener tanto personal, debido a la situación en la que se recibió el municipio, ya que si solo se ocupa de mantener el personal se dejaría de lado el mantenimiento de la ciudad y, peor aún, el interior (lugar donde más abandonados y desprotegidos se encuentran)”.

El Tribuno intentó en varias oportunidades hablar con el intendente Funes para consultarle sobre lo que, al parecer y según el comunicado, podría traducirse en despidos o no renovación de contratos. Pero el jefe comunal no respondió al pedido.

En otras comunas

Aunque no se confirmó hasta el momento, el informe económico de Embarcación difundido en las últimas horas supone la adopción de medidas tendientes a ajustar el gasto público. La norteña ciudad, gobernada hasta el año pasado y por más de una década por Alfredo Llaya, se encuentra en similar situación que la mayoría donde hubo un cambio de gobierno a manos de otro intendente. El conflicto se plantea en el estado de las deudas y una planta sobredimensionada de trabajadores estatales, entre los que se mezclan, claro está, a los de planta política, contratados y planilleros.

La Merced, Güemes y Tartagal, solo por mencionar algunos, viven por estas horas una situación similar, con la diferencia de que en ellos las medidas ya llegaron en forma de ajustes sobre el número en la planta de empleados, pero con un evidente sesgo de compromiso político en el entorno de la nueva gestión.

Habrá que ver la capacidad de negociación y la “cintura” de los nuevos intendentes en este primer desafío.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...