Fuertes reclamos de vecinos por la calidad y el servicio de agua en Rosario de Lerma

Vecinos indignados por el servicio del agua pidieron a las autoridades de Aguas del Norte y al intendente Enrique Martínez descuentos especiales por los días sin el líquido, estudios de calidad del agua y declaración de emergencia sanitaria e hídrica para Rosario de Lerma.

La solicitud se realizó en medio de una tumultuosa convocatoria realizada en la plaza central de la ciudad en compañía de Luis García Salado, gerente de la empresa estatal, el jefe comunal y apenas dos concejales de los nueve que integran el Concejo Deliberante.

Reclamaron por la falta de potabilidad, ni siquiera para el consumo, el servicio en toda la ciudad desde hace meses que es paupérrimo.

La empresa Aguas del Norte reconoció los problemas reclamados por los vecinos, haciendo mención a la falta de inversión denotada en estos años en la red de esta ciudad y al aumento poblacional en la zona urbana de Rosario de Lerma.

"Tenemos previsto que en estos meses con dos pozos que vamos a realizar se normalizaría la falta de suministro en toda la ciudad. Con respecto a los pedidos de descuentos y calidad del agua, podemos decir que se está estudiando cada paso. Para que la gente se quede tranquila, el agua es apta para el consumo y no es causa de enfermedades intestinales", aseguró García Salado.

Esta última frase no cayó bien en los vecinos. Le recriminaron al funcionario provincial la falta de conocimiento de la realidad de la zona en materia sanitaria y solicitaron, sin mediar pedidos de trámites administrativos, "el descuento en el pago del servicio del agua".

"Nosotros no tenemos agua desde el 1 de enero. Ni una gota. Y me dicen que debemos esperar algunos meses para cuando tengan en servicio dos pozos de agua. Pero seguimos pagando un servicio malo. Con agua olor a orina de gatos", contó Jorge Calatayud.

El intendente Martínez prefirió resaltar la falta de obras en la ciudad desde hace décadas en materia de saneamiento y detalló: "Nos vamos a juntar con Aguas del Norte para que descuenten si es necesario el servicio, que no es el ideal".

Ante el asombro de algunos vecinos presentes, el jefe comunal anunció a boca de jarro: "Vamos a traer camiones cisternas para que no falte agua en el desentierro del carnaval. Al turista que venga no le faltará el agua".

Impertérrito, García Salado en una esquina de la plaza central escuchó hasta insultos de los vecinos. "Yo estuve con vómitos y diarreas por tomar el agua de la canilla. No tengo dinero para comprar agua. Solo tengo para pagar un servicio de mala calidad", sentenció una vecina.

Martín Gallo, uno de los promotores de esta movida vecinal, trató de entregar un petitorio escrito pero los acontecimientos precipitaron la finalización de la reunión que se tornó violenta hacia los funcionarios de Aguas del Norte.

"La idea era labrar un acta de pedido ante Aguas del Norte para dejar en claro tres puntos. Uno de ellos es el descuento especial para los vecinos afectados por turbiedad, baja presión y sin servicio de agua. El segundo pedido era estudiar en diferentes sectores de la ciudad la calidad del agua y tercero fue declarar la emergencia sanitaria e hídrica de la ciudad"

Agregó Gallo: "Lamentablemente no vinieron los legisladores, llegó el intendente y dos concejales. Los vecinos, molestos, se ofuscaron a pesar de que hubo un anuncio que en unos meses comenzarán a funcionar dos pozos de abastecimiento que recién van a ser excavados".

Un chiquero en la mira por los residuos

Aseguran que la contaminación viene de la zona de Corralito

Martín Gallo hizo referencia a un punto muy especial en los reclamos. 

La contaminación de las vertientes del agua para Rosario de Lerma en la cuenca alta, justo donde tira su desperdicios una chanchería en la zona del paraje Cámara, en el límite entre Rosario de Lerma y Campo Quijano.

“La mala disposición de residuos de la planta de chanchos llega hasta las tomas naturales del agua en Rosario de Lerma en la zona de Corralito. Solicité a Aguas del Norte realizar un exhaustivo análisis de la cuenca en cuestión, porque estas disposiciones del establecimiento agrícola van a parar al río, y de esto nadie habla”, expresó el indignado vecino, quien insistió en poner en duda la calidad sanitaria del agua que reciben los pobladores rosarinos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...