Pasos ilegales: denuncian una red de corrupción en la frontera de Salvador Mazza

Un audio que llegó a El Tribuno, a particulares, a funcionarios y a las mismísimas fuerzas de seguridad es convincente, pero más lo son las imágenes y los videos que se tomaron en el lugar y que lo acompañan como prueba de una red de corrupción escandalosa, que estaría operando en Salvador Mazza.
En ellos se ven decenas de bagalleros bolivianos ingresando por detrás de una especie de paredón recientemente construido y que da a la quebrada internacional. Los pasadores corren agachados, muchos de ellos ingresando mercadería, en tanto otras personas -hombres y mujeres- lo hacen sin ninguna carga en sus espaldas.

 Dos de los jóvenes que se encargan de cobrar

Pero en varias de las imágenes que desde fuentes altamente confiables llegaron a El tribuno, no solo aparecen bagalleros sino efectivos de la Policía de la Provincia y varios móviles pertencientes a la Comisaría 40 y en ninguna se puede apreciar la realización de algún operativo para reprimir los ilícitos que se están cometiendo -contrabando, ingreso ilegal de personas- sino todo lo contrario. El personal más bien acompaña a los ilegales que entran y salen de territorio argentino, desde y hacia la quebrada internacional que separa los dos países, en actitud totalmente relajada y hasta complaciente.


Ningún policía sumariado


Las imágenes, las fotos y los audios se hicieron públicos el fin de semana anterior por lo que una de las personas que aparece en los videos, el comisario Andrés Orlando Aguirre, jefe de la comisaría 40 de Salvador Mazza hasta el viernes, ya no desempeña más ese cargo.
Pero eso no sucede por una investigación interna de la fuerza que habría tomado conocimiento de todos estos elementos de juicio ni por una actuación de la misma Policía para determinar la veracidad de los hechos, tampoco por la intervención de la Justicia provincial ni federal tratándose de delitos transnacionales. 
Según lo confirmó el jefe de la Unidad Regional 4 de la policía de Salta, con asiento en Tartagal, comisario principal Marcelo Armella “el traslado de Aguirre no tiene nada que ver con eso que salió en redes sociales. Lo trasladamos a Tartagal por una cuestión operativa, porque en la comisaría 42 de Tartagal el tema operativo es bien complicado y quien estaba a cargo de esa unidad de orden público era un subcomisario”.

 

“El traslado de Aguirre no tiene nada que ver con eso que trascendió, porque eso necesita una investigación y además no hay ninguna denuncia formalizada en la Justicia”, consideró Armella, quien manifestó que por el momento no hay ninguna actuación de oficio por parte de la misma fuerza, para analizar la conducta de Aguirre y otros policías que aparecen en las imágenes y que son mencionados en los audios.
“Solamente hay un sumario administrativo interno, pero reitero que el traslado de Aguirre a Tartagal no tiene nada que ver con lo que se difundió el fin de semana”, insistió el uniformado.


 

Como “Pancho” por su casa

Otras imágenes muestran maquinaria pesada y camionetas doble tracción circulando por un camino recientemente abierto, lo suficientemente ancho como para que ingresen y egresen desde y hacia Argentina camiones de gran porte. Y en varias de ellas se ven móviles policiales, personal uniformado caminando tranquilamente y hasta el paso de un móvil de la Gendarmería Nacional del Escuadrón 61 Salvador Mazza. 
En otro tramo de su testimonio el damnificado explica que “como yo sé lo que están haciendo en mi terreno, fui hasta el Escuadrón de Gendarmería y quería poner la denuncia, porque si encuentran droga o lo que sea me van a responsabilizar a mí. Yo quería exponer todo lo que me pasó, aportar todo el material gráfico que tengo, pero en Gendarmería no me quisieron tomar la denuncia”.
El hombre asegura no ser el único daminificado por las usurpaciones en el Sector 4 de Salvador Mazza -ubicado a unos 100 metros hacia la derecha del puente internacional- “sino que hay una familia de apellido Quintana que sufrió lo mismo que yo. A ellos esta misa gente le usurpó su vivienda, ellos se llaman Juan Carlos y Mariel Quintana. Para sacarlos del medio le hicieron lo mismo que conmigo, les armaron una causa y los metieron presos. Así se maneja la policía y la justicia en Salvador Mazza”, asegura en los audios. 
 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...