Comerciantes celebran las nuevas medidas y llegan a un acuerdo por los manteros

Los comerciantes están conformes con las nuevas disposiciones que implementará el COE desde el lunes: ahora podrán atender hasta las 21 (antes era hasta las 20) y ya no será necesario pedir el DNI para recibir clientes. A esto hay que sumarle que también podrán atender los domingos, pero en todos los casos deberán cumplir con los protocolos ya conocidos.

“Es una alivio grande, estamos contentos, los comerciantes tenemos que ser responsables porque es una gran medida, los comercios deben cumplir a rajatabla con los protocolos, ojalá que se pueda controlar la situación”, le dijo Carol Ramos a El Tribuno.

La referente de la agrupación “Comerciantes Unidos”, que sigue trabajando para formalizar sus bases, contó que este sector está trabajando al 40%, que comparado con un mes atrás es el doble, pero aún muy lejos de los tiempos normales. 

Luego de las medidas que benefician a los propietarios de los locales, al menos hasta el 29 de este mes, Carol y demás miembros del grupo piden ahora que las autoridades prorroguen las habilitaciones de sus negocios, los impuestos y que se revean algunas multas. “Luego podemos nos acogernos a moratorias”, agregó.

Si bien este sector comienza a mejorar lentamente, un nuevo oponente se subió al escenario: los manteros. Se trata de un conflicto histórico que ahora vuelve a resurgir.

“Recibimos golpes de tantos meses que no tenemos espaldas para recibir competencias”, avisó la comerciante.

En el medio, y mientras los locales atendían con limitaciones, los vendedores ambulantes fueron ganando espacio, especialmente en las peatonales, lo que derivó en un nuevo y viejo dilema, a tal punto que debió intervenir la Municipalidad.

Según contó Ramos, Racedo Aragón, el coordinador de Planificación y Gestión del municipio capitalino, convocó a Comerciantes Unidos para plantear tolerancia y buscar una solución. 

En este sentido se acordó que los manteros podrán vender una vez que el comercio haya cerrado sus puertas, es decir, desde las 21. Esta situación tiene como plazo límite marzo de 2021. 

“Pedimos que por lo menos que no nos afecten, somos solidarios y sabemos que hay muchos manteros que necesitan trabajar, pero otros no son personas necesitadas, tienen locales en otros lugares y algunos dejan sus locales para ser manteros”, se quejó Ramos. “Todos sabemos que es horrible no tener plata, por eso aceptamos el compromiso de la Municipalidad”, agregó.

La comerciante pidió que los manteros sean reubicados en lugares seguros. “Ellos, por lo general no respetan acuerdos ni nada, pero necesitan medidas sanitarias, no tienen ni grifos para lavarse las manos ni baños. No nos invadamos de esta manera”, cerró Carol.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...