Vuyovich tuvo otra cita con la gloria: es bicampeón en el Turismo Pista

Pablo Vuyovich tuvo otra cita con la gloria repitiendo lo que sucedió hace cinco años, exactamente en la misma fecha. Fue el 13 de diciembre de 2015 cuando el oranense ganó su primer título de la Clase 3 del Turismo Pista y fue nuevamente un 13 de diciembre, pero de este año, cuando ganó el segundo en la misma categoría. El festejo fue similar, con los brazos en alto, con la copa en su poder y señalando al cielo recordando a Paco, su papá, y Nico, su hermano, que también compartían la gran pasión por el automovilismo.
A la última fecha en el autódromo Hermanos Emiliozzi de Olavarría llegaron ocho pilotos con chances de campeonato, siendo Vuyovich quien corría con mayores oportunidades porque ocupaba el primer puesto de las posiciones y con la ventaja extra de que la mayoría de sus rivales partían detrás de él en la grilla de la octava fecha.


El salteño realizó una carrera prolija, no arriesgó innecesariamente su Ford Fiesta y se mantuvo siempre en el lote de punta que le aseguraba mantener el primer lugar de la tabla y el campeonato. Llegó a perder algunas colocaciones, pero finalmente cruzó la bandera a cuadros en el séptimo puesto.
Al bicampeonato llegó sumando 149,5 puntos contra 129,5 de Tihago Martínez, el subcamopeón. Pablo no ganó carreras en la temporada, sin embargo tuvo la regularidad que los otros no tuvieron e hizo valer los años de experiencia en el automovilismo nacional. Además le permitió a su equipo, el Benincasa Racing, sumar un nuevo campeonato en la división mayor del Turismo Pista.
La carrera inició con el salteño Alfredo Lestard (Clio) desde el primer puesto, seguido de Juan Manuel Damiani (Etios). Apenas el semáforo se puso en verde Damiani saltó al primer lugar, mientras que Vuyovich avanzó del sexto al cuarto puesto y le alcanzaba para confirmar el título. Todo esto, en solo dos vueltas y con el auto de seguridad que salía a pista neutralizando diferencias.


Pese a perder un lugar en la reanudación, Pablo Vuyovich seguía cumpliendo el objetivo máximo de ir en busca del campeonato, manteniéndose entre los cinco. Por su parte, Damiani, Lestard y Rudy Bundziak (Nissan) seguían entre los tres y sin diferencias entre sí, como tampoco ocurría en el segundo pelotón de unidades que mostraba, entre otros, a Vuyovich.
Mientras Martínez seguía ganando posiciones y ya aparecía entre los tres de arriba tratando de cumplir con su parte en busca de tener chances de campeonato, Vuyovich se sostenía en los puestos que le aseguraban el objetivo, pero en medio de posiciones que nada podían garantizar debido a las mínimas diferencias que se mantenían y que generaban gran suspenso camino a la segunda mitad de competencia.
El ritmo del santacruceño Martínez seguía siendo demoledor y una extraordinaria maniobra a la salida de la recta principal le permitió pasar a liderar sobre Lestard y Damiani, sin que le alcance para el campeonato pero tirándole la responsabilidad a Vuyovich, quien caía al octavo lugar.


Sobre el final Bundziak prevaleció en el mano a mano con Martínez, mientras que Lestard terminó perdiendo su posición en el podio a manos de Damiani. Mientras ese grupo definía el podio, apenas unos metros más atrás apareció la figura del Ford de Vuyovich para quedarse con el ansiado campeonato. En boxes festejó con dos de sus hijos y el resto del equipo. 
La pandemia de coronavirus casi dejó al automovilismo sin correr en este 2020 atípico. Se dudaba sobre la reanudación de los campeonatos, pero a través de los protocolos sanitarios se volvió a correr en septiembre pasado siguiendo el programa de dos fechas por fin de semana. 
En el relanzamiento de la actividad Vuyovich apostó a pelear el campeonato y llegó con posibilidades al desenlace. Este domingo escribió parte de la historia que faltaba, el de la consagración en la más federal de las categorías automovilísticas.

 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...