Guzmán dijo que la deuda del país es "no financiable"

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseveró ayer que la deuda argentina es "no financiable, excesivamente onerosa e insustentable" en las actuales condiciones y que el país "aún está a tiempo para llevar un proceso de reestructuración ordenado", aunque ese tiempo "no puede durar para siempre".

El ministro hizo un análisis de la deuda argentina mediante una videoconferencia, hablada toda en inglés, premisa a partir de la cual el Gobierno realizará una oferta de canje a los tenedores de bonos bajo legislación extranjera cuyas acreencias suman US$ 68.843 millones, repartida en 35 tipos de bonos.

Guzmán reiteró que el gobierno quiere actuar de buena fe y "rápido", por lo que insistió en la necesidad de "cooperación" de parte de los tenedores de bonos, para lo cual los convocó a participar, en el transcurso de la próxima semana, en "discusiones constructivas" sobre el marco macroeconómico presentado.

En este marco, aseguró que "el Gobierno argentino quiere recuperar la capacidad de crecimiento de la Argentina y brindar las condiciones para el retorno a los mercados internacionales".

"Nuestro compromiso es hacer una reestructución sustentable. No queremos hacer una operación que en unos años nos requiera hacer una nueva. Es el objetivo de esta administración ponerle un punto final al tema y fijar condiciones de estabilidad de largo plazo", aseguró ayer el ministro Guzmán.

Adelantó que realizará video conferencias para hacerles conocer la oferta en virtud "de las circunstancias excepcionales (la pandemia de coronavirus) en que se realiza" esta operación.

Sin embargo, el ministro dejó en claro que desde el Gobierno consideran "inviable" un superávit fiscal de 4 puntos del PBI para pagar los compromisos de deuda que actualmente tiene el país, tanto con privados como con organismo internacionales.

"La deuda no es financiable dado sus costos extremadamente altos" y además "es excesivamente onerosa, considerando la urgencia de atender las necesidades sociales críticas", dijo Guzmán.

Además, Guzmán informó que, según las estimaciones hechas por esa cartera antes del coronavirus, el Producto Bruto Interno (PBI) caerá este año entre el 1% y el 1,5% pero crecerá entre el 2,5 al 3 % el año próximo.

Además, Guzmán hizo hincapié en que "las necesidades financieras de los próximos cuatro años estuvieron muy por encima de lo que el FMI sugiere como sostenible para la Argentina".

A pesar de ello, el ministro resaltó que "el país ha continuado el pago de intereses en moneda extranjera con reservas del Banco Central hasta el comienzo formal del proceso de reestructuración con una oferta de canje".

"Esto muestra un compromiso de la Argentina, para tener un camino hacia una deuda sostenible y su preferencia por hacerlo de forma ordenada", agregó.

Cabe destacar que las palabras de Guzmán se conocieron horas después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) acreedor del país en US$ 44.000 millones, afirmara Argentina deberá reducir su deuda en U$S 85.000 hacia 2030 para superar definitivamente cualquier escenario de potencial default.

"Dependiendo del escenario supuesto, el alivio en el servicio de la deuda en moneda extranjera necesario oscila entre US$ 55.000 y US$ 85.000 millones durante la próxima década", indicó el organismo multilateral de crédito a través de un documento.

Argentina mantiene el diálogo con el FMI para refinanciar otros US$ 44.000 millones que el organismo le prestó entre junio del 2018 y agosto de 2019.

Además, el pasado martes, la cartera que dirige Guzmán extendió hasta el miércoles 25 el plazo que tienen los tenedores de bonos emitidos bajo legislación extranjera que pueden entrar en el canje, para que informen sus tenencias y brinden su opinión sobre la reestructuración.

Llamada de Alberto

El presidente de la Nación , Alberto Fernández, sostuvo ayer un diálogo telefónico con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, quien le explicó en detalle, las conclusiones del análisis de sostenibilidad de la deuda pública argentina de la misión técnica que visitó el país recientemente. 

El jefe de Estado sostuvo que se encontraron similitudes en las afirmaciones de que la Argentina no tiene capacidad de pago en moneda extranjera por cuatro años.

Alberto Fernández también coincidió con la visión de que hay que lograr sostenibilidad en los acuerdos de reestructuración de la deuda, “para acabar con la angustia de la deuda y poner a la Argentina de pie”. 

Es clave, dijo el primer mandatario, continuar con las conversaciones, con el objetivo de concretar un nuevo programa.
El motivo del llamado que realizó el mandatario nacional a Georgieva fue para agradecerle su apoyo público a las medidas que adoptó el Gobierno argentino para combatir el coronavirus y por sostener que los bonistas deben aceptar una quita fuerte de la deuda argentina.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...