Las razones detrás de las críticas al infectólogo francés que dice tener la cura para el coronavirus

El conflicto entre el profesor Didier Raoult, el infectólogo francés de Marsella que descubrió que un tratamiento de cloroquina podría tratar a los enfermos del coronavirus, y la comunidad científica francesa, que discute sus ensayos, conmueve a todos y se preguntan las razones de esta batalla ideológica y científica.


Ha generado una grieta entre los que lo defienden y los médicos que lo atacan, aun cuando no existe hasta ahora un tratamiento aprobado para el COVID-19, en una rara y brutal guerra entre el sur de Francia contra París y los organismos de control de autorización de tratamientos. Una batalla de egos e intereses se desató, cuando miles de personas mueren en la pandemia.

Reputado epidemiólogo, con muchos trabajos escritos, especialista en enfermedades infecciosas transmisibles, el profesor Didier Raoult es un científico diferente. Hijo de un médico militar, nacido en la colonia africana de Dakar, desde niño comenzó a estudiar la teoría de la evolución junto a su papá. Colecciona más de 3.000 virus, terminó el secundario después de haberse embarcado en un barco de carga y en la facultad de Marsella se caracterizó por ser el más rebelde, el más atípico y el más inteligente. Así lo recuerdan sus compañeros. Al terminar, se lanzó a la investigación de bacterias y virus.


Al mismo tiempo encarna esa división que también existe en Italia, entre los del Norte y los del Sur del país. Las relaciones entre Raoult y el Consejo Científico, que asesora al presidente francés, siempre ha sido execrable. Pero la agencia de salud PACA, en el sur del país, respeta al genio rebelde. Inmediatamente decidió adoptar su tratamiento en los hospitales a sus órdenes, incluido Christian Strossi, alcalde de Niza, y afectado por el coronavirus, que indicó aplicarlo en toda su ciudad. En el 2010 el profesor Raoult recibió la subvención más elevada a la investigación médica en Francia. Con ella se lanzó a un proyecto único, que es su vida hoy: la creación del Instituto Mediterranée Infection, inaugurado en el 2016. Miles de marselleses hacen fila en su instituto para ser cobayos y salvarse del virus.

Con un ego tan sobredimensionado como su cabello rubio y hippie, el profesor es a veces víctima de sus propias pasiones, sin dejar de ser un gran científico. Así afirmó que la hidroxicloroquina era el remedio, conocido como Plaquenil y que era “inmoral” no aplicarlo. Lo probó sobre 24 pacientes y los científicos en París aseguraron que no fue suficientemente testeado en medio de la pandemia. El pegó un portazo al Consejo Científico: los acusó de no tener una estrategia en la epidemia. Al final el ministro de salud francés aceptó su tratamiento para hospitalizados solamente y comenzó a aplicarse masivamente en Francia. En otros lugares del mundo ya había comenzado antes y en Argentina también se está probando en pacientes.  Un conspirativa teoría se lanzó en las redes sociales, denunciando un posible “escándalo de estado sobre la cloroquina”, la prudencia y resistencia del gobierno para aplicarla, los intereses de la ex ministra de salud y candidata a las elecciones municipales en París, Agnes Buzyn, y su marido Yves Levy, vinculado a la investigación y los laboratorios, y presente en la inauguración del laboratorio de alta seguridad P4, apoyado por Francia, en Wuhan, en China, el 23 de febrero del 2017.

Lo único cierto es que siempre hubo una confrontación entre el excéntrico profesor Didier Raoult y Yves Levy por el estatus del Instituto Mediterranée Infeccion, creado en el 2016 por Raoult. Históricamente ambos confrontaban sobre al estatus de estos institutos hospitalarios universitarios, establecido en el 2010, junto con laboratorios públicos y privados “para ser lugares de excelencia científica”. Levy, patrón del Instituto Nacional de Investigación en Salud y Medicina (INSERM) entre 2014 y 2018, se oponía al estatus de fundación de estos institutos bajo la sigla IUH, que les permitía tomar decisiones rápidamente consultando únicamente su consejo de administración y no a los otros institutos partners, en el que el INSERM formaba parte.

Cuando asumió la ministra de salud Agnés Buzyn, ex nuera de la ex ministra Simone Veil, su esposa y su colega de la investigación Fredérique Vidal anunciaron que los nuevos IUH no podrían tener el estatus de fundación, como lo quería Ives Lévy. Una decisión que desencadenó un conflicto de interés, con el profesor Raoult en la primera línea contra ellos.

En enero de 2018, INSERM, que presidía Levy, le retira la “labelización” a Infection Mediterranée, bajo el argumento que era la recomendación de organizaciones científicas.

Según INSERM , la decisión se basa en el débil número de investigadores de INSERM presente en los proyectos del instituto de Raoult. En octubre del 2018, INSERM decide retirarse completamente como miembro fundador de IUH Mediterranée.

Esta es la raíz del conflicto entre el profesor de Marsella, que considera que la barata cloroquina y el antibiótico azitromicina pueden servir para frenar esta pandemia, el INSERM, Levy y Buzyn. La entonces ministra Buzyn había considerado a la cloroquina “venenosa” en su clasificación. Sin embargo, el profesor Raoult considera que “después de seis días, el 70% de los pacientes tratados con hidroxicloroquina no tienen más carga viral en sus test rinofaríngeos”.

“La hidroxicloroquina cuesta 10 céntimos el comprimido. Es seguro que los laboratorios que financian el INSERM buscan soluciones más costosas”, sugieren en las redes. La industria farmacéutica financia en un 7% a INSERM y el profesor Raoult recibió 50.000 euros de Sanofi en el 2015. El lleva más de 13 años estudiando los coronavirus.

Ese medicamento es comercializado en Francia por Sanofi, bajo la forma de Plaquenil. Los 30 comprimidos cuestan 5 euros.

El ensayo para ver los resultados de la cloroquina va a ser coordinado por el INSERM en el hospital Bichat de Paris, en la AP-HP de Lille, en Nantes, Estrasburgo y Lyon.

 

Fuente: Clarín

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...