Insultos, gritos, empujones de quienes no respetaban las distancias ni las mínimas medidas de seguridad impuestas por la pandemia de coronavirus, y se negaban a entender que la atención en las entidades bancarias es para los jubilados fueron el detonante para que la sucursal local decidiera la suspensión por un par de horas de la atención al público.

Desde las primeras horas de la mañana cientos de beneficiarios se agolparon en las puertas del Banco Macro sin respetar a los ancianos que también pretendían ingresar a las oficinas, situación que desencadenó incidentes. ‘Dijeron que no van a atender hasta que no haya un poco de orden, hoy era para nosotros los jubilados la atención pero la gente quiere que los atiendan a todos‘ refirió una mujer adulta que llegó acompañada de una nieta para poder percibir su jubilación. 

Tras la intervención de la policía se reabrió la sucursal por lo que el banco siguió con la atención normal de la gente. Horas más tarde, ya no había ninguna persona haciendo fila. 

 

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...