Un presunto caso de suicidio se investiga en el norte de la provincia. Un joven perteneciente a la Policía Federal Argentina fue encontrado sin vida entre la noche del lunes y la mañana de ayer en el lugar donde alquilaba, ubicado en la calle Levenson entre Milanese y 20 de Febrero, Tartagal.
El joven de 26 años, identificado por los investigadores norteños como Carlos Eduardo Romero, tenía un tiro en la cabeza. Según las fuentes, tanto el dueño que le alquilaba el lugar como familiares de la víctima señalaron que no habían podido comunicarse con el agente.
A raíz de consultas realizadas por este medios a fuentes cercanas al caso, el agente de 26 años era oriundo de la localidad de Ledesma, Jujuy, estaba en pareja con una joven gendarme que reviste en el Escuadrón “Monteros” de Tucumán, con un bebé de dos años en común. Hacía un mes que Romero había sido trasladado al norte salteño, prestaba servicio en la subdelegación de Salvador Mazza.
Según la fuente, familiares de la víctima habían intentado comunicarse con el policía federal varias horas antes del hallazgo. Otro dato que aportaron fue que el señor que le alquilaba declaró haber escuchado dos detonaciones cerca de la medianoche de ayer, sin embargo supuso que se trataba de piedras que habían caído al techo.
Frente a la incomunicación, el suegro del joven y el dueño de la casa decidieron ir hasta el lugar donde vivía, ingresaron y observaron que el agente yacía en su cama con un tiro en la cabeza.
El fiscal de Tartagal, Pablo Cabot, intervino en la investigación del hecho, solicitando distintas diligencias como la presencia de Criminalística en el lugar y la del médico legal para la realización de la autopsia del cuerpo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...