Empresarios salteños buscan mantener los empleos, más que contratar nuevos

El régimen de promoción de empleo que difundió el ejecutivo nacional para el "norte grande" encendió esperanzas en los diferentes sectores empresariales salteños, aunque admiten que no es una medida que ayude sustancialmente a paliar la situación estructural actual, agravada por la crisis económica que arrastró la pandemia. 

En Salta hay 9000 empresas, de las cuales 600 son industriales, con una preeminencia de los rubros ligados a la actividad agroindustrial. Mientras que hay sectores que están creciendo, "como el minero y el energético y los tradicionales, ingenio tabacalero y vitivinícola, donde al tener proyectos industriales permiten incorporar mayor mano de obra", destacó Paula Bibini, presidenta de la Unión Industrial. 

Los beneficios para 10 provincias del noreste y noroeste encendieron chispas en el árido sector empresarial que se sintió escuchado en parte, ya que venían planteando demandas relacionadas al fomento de un sector que vive en desventaja competitiva respecto de la industria del centro del país. 

Al igual que lo expresado por los representantes del sector de la construcción y el comercio, Paula Bibini aseguró que "es muy positivo". Lo mismo opinó Eduardo Kira, presidente de la Cámara de Hoteleros Gastronómicos y Afines, quien indicó que "todas las medidas que se tomen para favorecer el empleo son absolutamente positivas".

La medida

La promoción laboral consiste en una reducción de las cargas patronales por tres años con una reducción gradual, comenzando del 80% en el primer año para empleadas mujeres, travestis, transexual o transgénero, hasta terminar el tercer año con un 30% de reducción. Mientras que para empleados varones la reducción comienza con un 70% y termina en un 20%. 

"Nos encontramos en un año de transición, complejo para el sector industrial, no pudimos reactivar nuestra capacidad productiva. No podría ser de manera inmediata, pero es muy positivo, desde la uniones industriales del norte se lo habíamos solicitado. Pero hay que tener en cuenta que desde el sector industrial nos encontramos sosteniendo las fuentes de trabajo", enmarcó Bibini la decisión.

Entre los requisitos para acceder al beneficio se indica que la empresa deberá "incrementar su nómina de personal", es decir que deberá contratar nuevos trabajadores y trabajadoras. Requisitos que en un contexto de recesión económica los empresarios consideran que se torna un poco difícil de cumplimentar. Los cierres intermitentes de las diferentes actividades durante el año pasado se midió a través de los niveles de desempleo: para el segundo trimestre el Indec midió que la tasa nacional era del 13,1; mientras que en Salta fue de 13,9, la más alta del NOA y séptima a nivel nacional. 

Para el tercer trimestre la media nacional fue de 11,7 y la provincial repuntó en tres puntos y quedó en 10,9. Sin embargo, empresarios aseguran que el escenario sigue siendo cuesta arriba. 

"La pelea actual que más estamos teniendo es mantener a nuestros colaboradores, que podamos seguir trabajando con el mismo equipo con el que comenzamos la pandemia", advirtió por su lado Kira, quien al mismo tiempo resaltó que la doble indemnización vigente no ayuda en el sentido de contribuir a mantener el empleo y aseguró que es “esencial” que regrese la ayuda estatal de sueldos mediante el ATP.

Otro aspecto

Entre las medidas que los empresarios consideran pendientes y necesarias son las impositivas y tarifarias. "Hemos solicitado una igualdad de tarifas respecto a otras zonas del país. Hoy en Salta pagamos mayor tarifa de gas y eléctrica que en Buenos Aires, siendo hoy una provincia productora de gas. Estas asimetrías que hoy tenemos son incongruentes si pretendemos desarrollarnos", resaltó Bibini.

Estos pedidos, aseguró la empresaria, también fueron transmitidos al gobernador Gustavo Sáenz, quien “se comprometió a hablarlo con el Presidente en la próxima reunión en Misiones”.

La presión impositiva es cuestionada por todos los sectores. En el agropecuario, por ejemplo, según datos del 2019 de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), mientras que grandes provincias como Buenos Aires, Santa Fe o Córdoba tienen una carga impositiva (entre tributos nacionales, provinciales y municipales) de un promedio de 55%, en las provincias del norte, en cambio llegan al 77.5%. 

“Si por un lado hacen esto pero luego siguen castigando con la inflación que es mayor a la informada, no sirve. Por ejemplo, sigue la presión fiscal. Todo este tipo de cosas afectan a todos los que estamos en el tema de la producción, servicio y comercio que somos los que necesitamos mantener la fuente de empleo. Si facilitamos lo impositivo, no hay que dificultarla por otro lado”, manifestó el representante de los hoteleros y gastronómicos.

Biocombustibles

En una fuerte caída del consumo de combustibles, el tratamiento de la prórroga de la ley de biocombustibles que vence en mayo continúa parado. 

La incertidumbre reina en el régimen que promueve los cortes de las naftas y el gasoil con bioetanol y biodiésel, que tiene entre sus objetivos contribuir a la lucha contra el calentamiento global y el cambio climático. Bibini aseveró que “si bien ellos consideran que el tema merece un tratamiento mucho más exhaustivo y quieren trabajar en una ley con articulación público privado, hoy por hoy no vemos que en el sector legislativo haya intención de avanzar con el tema”.

Se trata del principal empleador del sector privado. El bioetanol de caña de azúcar sostiene cerca de 61.000 empleos directos y 156.000 indirectos en el NOA.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...