Imputarán al motociclista que  arrolló a una menor y le pegó

Otro revuelo importante se generó en torno al hecho donde una menor de 3 años fue embestida por una motocicleta tipo enduro el martes cerca de las 14.35 en la calle Borja Díaz al 600 de esta capital. El siniestro generó la indignación de la familia de la víctima y los vecinos que lograron observar lo ocurrido. El motociclista, de 18 años, se llevó por delante a la menor, "le pegó una patada entre el ojo derecho y la nariz y siguió", indicaron fuentes oficiales. Al cabo de varias horas, el sujeto fue identificado por la Policía al haberse presentado él mismo en la comisaría 3ra. En ese momento el fiscal solicitó la detención pero no le hicieron lugar, lo que generó una enorme controversia.

"Mi hermana estaba en la vereda y sus hijos, el mayor de 12 años y la nena de 3, estaban cruzando la calle desde el frente, unos metros más adelantes mi hermana le hace señas al conductor de la moto para que frene porque estaban cruzando los chicos. No le importó, la agarró a la nena, la arrastró y cuando vio que la había enganchado con una palanca, le metió una patada para desengancharla y fugarse", le dijo a El Tribuno Patricia, hermana de Alejandrina, madre de la menor atropellada.

El hecho ocurrió el martes a las 14.30, el motociclista circulaba sobre calle Borja Díaz con dirección a calle Mitre, donde terminó doblando. En las imágenes que luego del hecho se viralizaron en redes sociales el conductor no tenía casco y, según testigos, la moto no tenía la chapa patente. El miércoles, cerca de la una de la madrugada, el secretario del Juzgado de Garantías 3ra Nominación, el doctor Guzmán, recibió una consulta judicial realizada por la oficial Córdoba de la comisaría 3ra. Por orden del fiscal solicitó la detención del motociclista, identificado como Leonel Hoyos Ramírez.

"No se hizo lugar porque es un hecho que no se cometió en flagrancia y el sospechoso se presentó espontáneamente", apuntó el juez Antonio Pastrana, a cargo del juzgado interviniente. Sí avanzaron en el secuestro de la moto. De acuerdo a lo manifestado en la dependencia, el motociclista se enteró del hecho el miércoles cerca de las 20, "a través de las redes sociales", en consecuencia decidió junto a un abogado defensor presentarse en la comisaría. "Dijo no haber vivido esa situación, que jamás atropelló a nadie con su moto y menos arrastrar y pegar a una menor. Se puso a disposición de la Justicia", señalaron y aseguraron que el motociclista inició acciones legales por sentirse amenazado.

El rechazo a la detención de quien sospechan es el salvaje motociclista que casi mata a una menor y se dio a la fuga, volvió a caldear los ánimos en los salteños. Desde la Fiscalía, a cargo de Ramiro Ramos Ossorio, apuntaron: "Son las variantes del sistema acusatorio. Nosotros podemos solicitar la medida que creemos necesaria para la investigación y es competencia del juez de Garantías ver la pertinencia o no de la misma".

Hoy el joven será imputado por los delitos de lesiones leves en siniestro vial agravado por la fuga y lesiones leves en concurso real. Los peritajes en la moto serán claves para el curso de la investigación, "estamos avanzando con las pericias que haremos sobre el vehículo, sobre material biológico obtenido del rodado, básicamente cabellos que fueron levantados de la rueda delantera", apuntaron.

“El fiscal tiene que dar elementos de convicción”

El juez indicó que al solicitar la detención no había argumentos válidos.    

El juez de Garantías de 3ra. Nominación, Antonio Pastrana, explicó por qué el secretario del Juzgado no hizo lugar a la detención. “El fiscal tiene que dar elementos de convicción que son necesarios, un fundamento válido para proceder. Él -por el sospechoso- se presentó espontáneamente en la comisaría para señalar que no tenía nada que ver en el hecho”.
“No había nada en la presentación del fiscal, el único dato que le da la oficial al secretario Guzmán es que se había presentado espontáneamente esta persona y no dice nada más, no agrega que se presentó a radicar la denuncia, de que lo estaban amenazando por las redes sociales. Dijo tener miedo y se puso a disposición de la Justicia”, remarcó el juez que además negó que haya filmaciones, ya que “dijeron que había filmaciones en redes sociales”. 
El magistrado confirma que el hecho existió y “es repudiable, claro que sí”, lo que aún no se sabe es “si fue esta persona, él dice que transitaba por la zona pero que jamás tuvo un incidente”, manifestó. “Se dio a la fuga alguien que atropelló a una menor, ahora, ¿si esta persona no es y el verdadero autor sigue libre? ¿Cuál es la situación? ¿Hay que condenarlo?”, fueron los interrogantes que soltó el juez.    
El juez no descartó que el verdadero culpable siga fugado, al mismo tiempo tampoco negó la posibilidad de que el sospechoso estuviera mintiendo. “Nosotros los jueces actuamos en función de los elementos que nos presentan porque se analiza la detención de una persona”, sostuvo.    

“Hay datos que son fundamentales en el hecho”

Para la Fiscalía, hay elementos que podrían develar lo ocurrido. 

“Vamos a seguir adelante con la investigación, recabando elementos necesarios para apuntalar la acusación en razón de que el muchacho negó haber intervenido en el hecho, pero hay datos que son fundamentales sobre todo el hecho de la correspondencia del vehículo. Al señor se le secuestró una moto con las mismas características que señalan los testigos y se observa en las cámaras segundos antes de que se produzca el impacto”, sostuvo el fiscal Ramos Ossorio.
Acerca del rechazo a la medida de detención solicitada, el funcionario del Ministerio Público explicó: “Lo que se argumentó desde el Juzgado es que no se lo detuvo en flagrancia, es decir, que no se lo detuvo en el momento del hecho. Esa circunstancia es producto de que el señor se dio a la fuga, no de que no lo hayamos querido detener. De todas manera el Código Procesal en ningún momento indica que la flagrancia sea un requisito necesario para detener a alguien”.    
“Se presentó a la comisaría para decir que no tenía nada que ver con el hecho, lo cual es ridículo porque de ser así para qué se presenta”, apuntó Ossorio y agregó: “En el acta policial señala que lo habían estado escrachando por las redes sociales, nosotros no tenemos ningún registro de esa cuestión porque no es parte de la investigación. Por una cuestión estadística, ningún imputado reconoce ser el autor del hecho. Cada persona tiene derecho a declarar lo que considere a su favor y es función del Ministerio Público probar su culpabilidad”.    
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...