Máximo Kirchner: “Los nombres del Gabinete los decide Alberto”

En el final de una semana frenética para el Frente de Todos, donde quedaron al descubierto las diferencias entre las distintas facciones de la coalición, el diputado nacional Máximo Kirchner rompió el silencio y analizó también el resultado de las PASO legislativas, que dieron inicio a las tensiones. “Los nombres y qué cambios son suficientes o no lo decide Alberto, como decidió el Gabinete desde el 10 de diciembre en adelante”, puntualizó el hijo de la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien también dijo estar sorprendido por la “dimensión” que se le dio a lo ocurrido puertas adentro de la fuerza oficialista.

Durante una extensa entrevista en Radio del Plata, con Horacio Verbitsky, el presidente del bloque del Frente de Todos defendió a Cristina Kirchner al afirmar que “siempre ha sido muy responsable” y decir: “La figura de Cristina siempre ha sido a favor de las instituciones y lo ha demostrado. Se ha presentado tres veces a una fórmula presidencial, dos como presidenta y una como vice y ha ganado las tres. No es un dato menor. O sí, para algunos”.

Además, señaló que hay sobre ella “una suerte de desprecio del sistema político y mediático que no sucede en las generalidades de la gente”.

 Mientras el Gobierno intentará mañana dar una nueva cara luego del mal desempeño en las urnas con la oficialización de los cambios anunciados en el elenco de ministros, Máximo Kirchner opinó al respecto de la seguidilla de días que comenzaron con las presentaciones de renuncias por parte del ala kirchnerista del Gabinete y que expusieron los matices entre el presidente Alberto Fernández y Cristina Kirchner. La vicepresidenta incluso publicó una carta de alto tenor político el jueves, en la que le exigió al primer mandatario que “honre” la decisión de acompañarla como cabeza de la lista presidencial, en 2019.

“Nadie se excluye de las responsabilidades del ahora, todos somos responsables y tenemos que sacar esto adelante. Se generó un sainete tratando de buscar algún pequeño rédito coyuntural que no iba a suceder y se puso al Gobierno en un lugar que me llamó la atención durante todo el desarrollo del miércoles”, opinó el legislador, quien admitió haber formado parte de las negociaciones para alcanzar un acuerdo, pero que desterró versiones de ruptura. “No sé cuáles eran las usinas de donde salía eso, desconozco, pero eran argumentos muy lábiles, increíbles, más sobre la figura de la vicepresidenta que siempre ha sido muy responsable”, expresó Kirchner, que forma parte de la mesa chica de decisiones en el Ejecutivo.

Sin embargo, advirtió que el derrotero desatado en el oficialismo “ha concluido” y mencionó, en cuanto a las nuevas incorporaciones que tendrá el Ejecutivo: “El Presidente ha tomado las decisiones. Tenemos compañeros y compañeras al frente en diferentes lugares, habrá que acompañarlos y estar al pie de esta batalla que es sacar la Argentina adelante más allá de lo electoral y ayudar en todo lo que haya que ayudar, de eso se trata”.

En retrospectiva al domingo pasado, habló de una elección “muy compleja, en una realidad muy difícil”, vinculándola a la pandemia de coronavirus que marcó la primera parte de la administración de Fernández. “Fue un año y medio muy complejo y se expresó en las urnas, donde tuvo un peso específico muy grande esa suerte de enojo transversal que tuvimos todos con esa realidad que nos tocó vivir”, analizó el líder de La Cámpora, de articulación directa con el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, el primero en poner a disposición del Presidente su renuncia, pero que finalmente conservó su cargo.

“Hubo un sector que antes de votar en contra de este gobierno decidió no hacerlo, porque conoce las consecuencias del macrismo. Fue un voto más prusiano, más ideológico”, sostuvo Kirchner, que ironizó: “Ni siquiera quisieron votar en blanco, ni meter un salame en la boleta”.

“La nuestra es una fuerza política predominantemente territorial y no es una fuerza mediática, eso se vio afectado por las restricciones”, manifestó el legislador como otro factor influyente en la baja cosecha de votos para el oficialismo.

Críticas a Juntos por el Cambio

En ese sentido, dijo que existió un “trabajo muy fuerte” de las “fuerzas políticas mediáticas” y apuntó contra Mauricio Macri y María Eugenia Vidal. “Una exgobernadora festejaba no abrir hospitales, imaginemos si esos hospitales hubieran estado abiertos. Hay una diferencia, eso lleva tiempo, pasos administrativos, hubo que hacerlo en tiempo récord”, afirmó Kirchner, que comentó: “Hay que tener en cuenta el tema de que vengan con promesas incumplibles, como vinieron en 2015″.

Ante el  "shock redistributivo" al que apelará el Gobierno ahora, el diputado nacional sostuvo: “Está bien ser resultadista, pero no se puede dejar de lado el contexto. Las medidas económicas que se tomen no tienen que ser en función del resultado electoral. Hay que profundizar un proceso virtuoso donde nuestro pueblo se sienta contenido”.

La Nación

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...