“Es importante hablar de alianzas, porque estamos en un contexto con regímenes autoritarios”

Desde el último domingo Alemania quedó inmersa en una compleja negociación política para designar al nuevo canciller que sucederá a Angela Merkel, la “reina no coronada de Europa” como la llama la prensa continental. Como ningún partido obtuvo una mayoría en el Parlamento, todos están obligados a negociar. Los que más posibilidades tienen son el socialdemócrata Olaf Scholz (que sacó el 25,7% de los votos), el democristiano Armin Laschet (que obtuvo el 24,1%) y la “verde” Annalena Baerbock (14,8%). Pero mientras esa negociación se realiza, comienzan a surgir las preocupaciones de mediano y largo plazo. De eso habló con El Tribuno Lars-André Richter.

Tras el resultado electoral del domingo ¿cuáles son las perspectivas de una coalición de gobierno?
En Alemania tenemos el sistema parlamentario, o sea que es completamente normal formar coaliciones de gobierno porque es habitual que un partido no tenga mayoría absoluta en el Parlamento. Ahora lo que pasa es que esta es un poquito más complicada porque los partidos grandes, o sea la socialdemocracia y la democracia cristiana, obtuvieron 25,7% y 24,1% de los votos en las elecciones del domingo. Entonces son necesarios tres partidos para formar un gobierno de coalición. Y son partidos con conflictos entre ellos. Por ejemplo, para el candidato de la socialdemocracia será muy complicado porque necesita al menos un partido, que es el partido liberal, con el que tiene concepciones diferentes en temas muy cruciales de la política actual. Es un gran desafío formar un gobierno.

¿Existe la posibilidad de que no sea el socialdemócrata Olaf Scholz el próximo canciller, y sí el democristiano Armin Laschet?
Eso es posible también. Otra vez: los alemanes votan un parlamento, no votan un canciller, y el canciller es la persona que logra formar un gobierno que tiene la mayoría en el parlamento. En teoría puede ser el representante de un partido que tiene 10% o 5%, si él o ella logran buscar adhesiones que en total sumen más del 50% en el parlamento.

¿Y qué posibilidades tendría la candidata de los verdes, Annalena Baerbock?
En teoría podría serlo, pero no lo veo muy probable porque los verdes, de alguna manera, perdieron las elecciones. Hace algunos meses tenían una intención de voto del 25 al 28 por ciento, y en las elecciones sacaron 14%, muy por debajo de las expectativas.

El ciudadano de Alemania ha vivido 16 años de estabilidad con Angela Merkel ¿En el voto del domingo está implícito el deseo de continuar esa estabilidad, o de un cambio por políticas más activas?
Los dos candidatos de la democracia cristiana y de la socialdemocracia, son personas relativamente semejantes a Angela Merkel con respecto a su estilo, carácter, política de trabajo, etc. En ese aspecto habrá una continuidad. Tengo mis dudas de que haya una continuidad con respecto al contenido, porque con los verdes y los liberales -y ambos son necesarios para formar gobierno-, el gobierno tendrá otra dinámica porque son dos partidos progresistas. De allí que el canciller que asuma puede ser muy parecido a Merkel respecto de su carácter, pero su política será un poquito más dinámica, progresista, moderna.

Con Merkel, Alemania se concentró en consolidar la Unión Europea. ¿El próximo canciller avanzará hacia un liderazgo más global?
Creo que Alemania va a querer consolidar su posición en Europa, y eso trasciende a otro éxito de las elecciones del domingo sobre los extremistas, especialmente los extremistas de la derecha y los extremistas de la izquierda, que perdieron votos. Eso es un mensaje muy importante en una época donde en muchos países ganaron o ganan populistas. No es el caso de Alemania. Entonces creo que habrá estabilidad política. Y con respecto al papel de Alemania en el mundo, creo que se define por la importancia de la Unión Europea, porque en el mundo estamos hablando de poderes autocráticos como Rusia, como China, y de Estados Unidos como el país más importante del sistema democrático. Entonces es muy importante tener otro poder grande, como la Unión Europea en el grupo de los países democráticos. Y yo soy muy optimista porque ambos candidatos, tanto Scholz como Laschet, son figuras proeuropeas.

¿Qué se puede esperar en la relación de la “próxima” Alemania con América Latina?
Lamentablemente sus relaciones exteriores no tienen o no tuvieron importancia (en la campaña). No se habló mucho ni de Asia ni de África ni de América Latina. Desde mi punto de vista es muy importante hablar de alianzas internacionales, porque estamos en un contexto con regímenes autoritarios, como los de Rusia y China, que son modelos y conceptos políticos e ideológicos muy diferentes, muy distintos. Por eso es muy importante formar o fortalecer alianzas, no solamente en Europa sino también en el mundo trasatlántico, con los Estados Unidos, con América Latina, con Asia, con los países que tienen un concepto semejante de repúblicas, democracias liberales, etc. Por eso yo quiero ayudar en el marco de lo que es posible para mí, a fortalecer a Alemania, sus relaciones en países de América Latina y en especial con Argentina, claro. 

¿Qué tipo de vínculos ve posible entre Argentina y Alemania? ¿O debería sería en el marco del Mercosur?
Bueno, ese es el primer paso, negociar, hacer comercio. El Mercosur es un tema... Pero para mí es muy importante hacer intercambios políticos, intercambios de estudiantes, intercambios culturales. Argentina tiene mucho potencial para vincularse con Alemania, pero lógicamente Argentina tiene que abrirse un poquito más.

Volviendo a la conformación de un gobierno, ¿hay fecha tope?
Creo que van a negociar semanas y meses. Y no hay límite, podemos negociar, en teoría, hasta varios años. Creo que serán negociaciones profundas, muy complejas, muy complicadas. Creo que Alemania tendrá un nuevo gobierno con nuevo canciller en diciembre, enero, quizás febrero. 

Con lo cual Angela Merkel podría superar el récord de Helmut Kohl en el gobierno.
Merkel tendría que quedarse hasta Navidad, porque Helmut Kohl fue canciller 16 años y un mes, y Angela Merkel fue elegida como canciller el 22 de noviembre de 2005. O sea que tiene que estar hasta Navidad, entonces estará más tiempo en la oficina que Kohl. Eso puede pasar.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...