El programa de América TV A la tarde comenzó con un rimbombante anuncio: Luis Ventura contó que Susana Giménez había perdonado a su ex, Jorge Rama, y se iban a reencontrar cara a cara con él y parte de su familia. La reunión, contaron a través de grandes placas con la leyenda de “último momento”, iba a ser en el cumpleaños de la diva. 

Pero el desarrollo del chimento duró muy poco: la misma diva lo llamó por teléfono al aire, desmintió la información y confirmó, además, que su hija Mercedes Sarrabayrouse contrajo Covid.

Luego de dar la noticia y comenzar a repasar la conflictiva separación de Giménez y Rama, Ventura atendió el teléfono mientras estaba al aire, un detalle que Karina Mazzocco, conductora del ciclo, no dejó pasar. Luego de hacer un gesto con la mano, Ventura aclaró: “Es Susana Giménez”. “¿Me dejás que hablemos a bocina abierta?”, le preguntó el periodista a la diva. “Bueno. Bueno ... No, está bien Susana, yo lo que ... La información salió de la misma gente que me dio la información de las chequeras”, intentó explicar Ventura mientras Débora D’Amato, sentada junto a él, explicaba que se la escuchaba enojada. “Que salga al aire, necesitamos hablar con ella”, pidió casi como un ruego Mazzocco. Luego de un ida y vuelta y el visto bueno de Susana, el periodista puso el teléfono en altavoz.

“A mí no me gusta el conventillo”, gritó la diva, y Ventura le explicó que no tenía su teléfono porque si no la hubiera llamado. “La persona que me dio la información del robo de las chequeras, los siete cheques, la falsificación de la firma, es la misma persona que me llamó ahora diciendo que Jorge Rama y su familia te iban a ir a visitar”. Claramente ofuscada, Susana respondió: “¡Pero yo tendría que estar loca y el tipo también! El tipo debe tener terror de volverme a encontrar. Si eso no se arregló nunca. ¿Cómo podés decir eso?”, a lo que Ventura respondió que se lo hubiese preguntado, pero que ella cambió el número teléfono. “Por esto, lo único que te pido de rodillas es que no des mi teléfono. Lo cambié porque me volvían loca”, le retrucó la diva. “Como presidente de APTRA te lo pido”, sumó fiel a su estilo.

Luego, Susana le reprochó a Ventura que ante este tipo de informaciones no hubiera consultado con su equipo, con Telefe o con su productor. El periodista le respondió que se trataba de un tema muy personal y que no correspondía preguntarle a terceros. “¿Pero qué personal si salió en todos los diarios? Se lo podés preguntar a cualquiera. Cualquiera lo sabe. Pero así quedo como una tarada. ¿Cómo lo voy a recibir, a perdonar? ¡Están todos locos! Te lo pido por favor, Luis. Una persona que ni se si existe, no se nada”.

Mientras Mazzocco insistía de fondo que quería hablar con ella, Susana fue contundente sobre lo que piensa de la conductora: “No sé lo qué le pasa. No me gusta que Karina se dedique a eso, a hablar mal de sus amigos”. “Jamás”, gritó la conductora de A la tarde, mientras Susana seguía: “¡Que perdoné a uno que me afano! ¡Estás diciendo que parezco boluda! No, chicos”.

“Susana, no te olvides que de apertura de temporada le perdonaste la vida a Huberto Roviralta, que estaba en tu tribuna de invitados. Estaba de invitado. Se separaron y a -Ricardo- Darín le prestaste la camioneta al otro día, Susi. Vos tenés muy buen corazón. Sos muy generosa”, le empezó a decir Ventura con condescendencia. “¡Pero Darín es mi hermano! ¿Pero generosa con el que me afana? ¿Con el que me falsificó la firma? Pero cómo voy a perdonar a una persona así. ¡Durmiendo con el enemigo!”, exclamó ella, y reveló que nunca recuperó el dinero.

Sobre el final, Ventura le preguntó por la salud de su hija Mecha. “Le dio positivo el Covid el otro día, cuando se fue a Buenos Aires. Le había dado negativo para el PCR y ahora le dio positivo cuando tenía que volver”, contó. “Mecha estaba bien y no sale a ningún lado”, completó la diva.

La estafa.- El robo al que hizo referencia Susana Giménez ocurrió en 2011, cuando su entonces pareja Jorge Rama admitió que había falsificado la firma de la conductora televisiva en una serie de cheques por casi 300 mil dólares. El caso se había convertido en escándalo cuando empresarios uruguayos denunciaron a la conductora por emitir cheques sin fondo, que tenían la firma de la diva y eran de sus verdaderas cuentas bancarias en Uruguay.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...