Le incendiaron la vivienda a una humilde familia

Vecinos del barrio Islas Malvinas buscan ayuda para una familia de la calle José Romero, porque el domingo en la madrugada un incendió terminó con las pocas pertenencias que tenían.

El humilde grupo familiar de apellido Caiconte se enteró del siniestro porque se habían ausentado por unos instantes.

Sin embargo, en una de las dos habitaciones de la vivienda dormía un adolescente de 16 años. El humo y el fuego originaron la alarma de los vecinos.

En peligro

Al observar hacia el interior de la vivienda notaron que el joven que estaba adentro no se podía despertar.

Como pudieron lo sacaron del interior, con principio de intoxicación. Los vecinos y la policía terminaron de sofocar el foco ígneo. Luego, al llegar los Bomberos de la Policía de la Provincia constataron que el fuego había sido intencional.

Según se informó a El Tribuno por parte de la Policía rosarina, por una ventana alguien habría arrojado un elemento combustible que originó el incendió.

La madre de los chicos está pasando por un momento complicado con su expareja, con denuncias de por medio y hasta amenazas.

Ante esta situación el área de Acción Social del municipio de Rosario de Lerma asistió a la familia con elementos de abrigo y mercadería.

Por otro lado, ayudará a refaccionar las habitaciones siniestradas para que puedan ser habitables nuevamente.

La Policía, por medio de las operadoras comunitarias, está dando apoyo a la familia en estos momentos complicados en los que necesitan contención, puesto que tienen menores de edad y adolescentes en el grupo familiar.

El daño ocasionado pudo haber sido lamentable y fatal sin la actuación de los vecinos y la Policía. El menor intoxicado fue dado de alta y se encuentra bien de salud. De todos modos, ante la premura de la situación familiar los vecinos quieren ayudar a que recuperen los elementos perdidos en el incendio.

Domicilio

La familia Caiconte vive en la manzana 109 "B" de la calle José Romero de barrio Islas Malvinas. Les son útiles frazadas, abrigo, colchones, mercadería y enseres para la cocina.

Con el fuego perdieron una heladera, la cocina, colchones y un montón de elementos personales. Incluso los tirantes de madera y algunas chapas de zinc deberán ser cambiados por el daño producido por las llamas. No tienen comunicación con nadie porque los celulares de contacto fueron devorados por las llamas.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...