Una multitud despidió a Carlitos Balá en el cementerio de la Chacarita

El jueves 22 de septiembre murió el querido actor y humorista argentino Carlitos Balá, a los 97 años. El legendario artista fue velado el viernes en la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y, este sábado, tuvo lugar el último adiós. Pasadas las 11 horas, partió el cortejo fúnebre con un recorrido que terminó minutos más tarde en el cementerio de la Chacarita, donde recibió un responso y el aplauso de una multitud de fanáticos que se congregó en el lugar para despedirlo.

Los restos de Carlitos fueron velados en el Salón Juan Domingo Perón ubicado en la planta baja de la legislatura. Por allí el público que lo acompañó durante más de seis décadas expresó desde su dolor hasta admiración y gratitud. El funeral se realizó desde las 14:30 horas hasta las 21, y a partir de ese momento, el cuerpo del humorista fue trasladado a una casa velatoria de la Calle Córdoba, donde sus familiares y su circulo más cercano lo despidieron en la intimidad.

En medio del dolor y los esfuerzos por recordarlo con alegría en honor a lo que fue su vida, los fanáticos decidieron homenajearlo con anécdotas y canciones que impulsaron aplausos de agradecimiento por la felicidad que el humorista supo transmitir durante toda su vida.

Luego de las 21 horas, los restos de Carlitos Balá fueron trasladados a una casa velatoria ubicada sobre Avenida Córdoba, donde sus allegados más cercanos acudieron para despedirlo de manera más íntima.

Desde ese lugar a las 11 horas, se dio inició al cortejo fúnebre que llevó los restos hasta el Cementerio de la Chacarita, donde descansará en el Mausoleo de Actores. Allí se esperaba la llegada de una gran cantidad de fanáticos que buscarán darle el último adiós.

Al velorio realizado este viernes, llegó una gran cantidad de ofrendas florales y predominaron los colores negro, rojo y blanco de las banderas de Chacarita, algunas de ellas con su rostro, ya que Carlitos era un reconocido hincha del equipo de San Martín. Sumado a dichos homenajes, la presencia del colectivo de la Línea 39 hizo emocionar a más de uno, dado que fue la unidad donde dio inicio a su carrera.

Ayer, poco después de conocerse la noticia sobre su muerte (que fue comunicada en la mañana del viernes), argentinos y argentinas de todas las edades hicieron largas filas para despedir a Balá, ídolo popular que hizo reír a chicos y grandes, en la Legislatura porteña.

Allí su esposa Martha Venturiello y su familia recibieron numerosas muestras de afecto por parte de fanáticos, famosos y allegados que se acercaron al lugar. Desde las 14.30 y hasta las 21, cientos de admiradores dieron el último adiós un personaje que permanecerá en el recuerdo por sus canciones, sus bromas, su gracia y las ocurrencias con las que animó a su audiencia durante toda su trayectoria.

Nacido el 13 de agosto de 1925 en Buenos Aires, Carlos Salim Balaá Boglich se convirtió en uno de los más reconocidos humoristas de la historia de la radio y la televisión argentina, aunque sus espectáculos también llegaron al cine y al circo.

A lo largo de su vida, el artista de 97 años recibió numerosos homenajes. Entre ellos se destacan los de la línea 39 de colectivos, que tenía una de sus cabeceras en Chacarita, el barrio de Balá, y donde el humorista inició su carrera contando chistes e interactuando respetuosamente con los pasajeros.

En 2017, la Legislatura porteña lo declaró Ciudadano Ilustre, motivo por el cual sus restos fueron velados anoche en un salón del Parlamento porteño.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...