Quebraron dos lapachos frente al edificio de la ex-Palúdica

"Pasé caminando por la Palúdica y me detuve dos minutos para ver los dos árboles tirados. Me agarró una angustia... En esta época eran de un amarillo fuerte, en contraste con el cemento del edificio", contó Rodrigo Frías, el vecino que se comunicó con El Tribuno para denunciar que los lapachos habían sido quebrados desde la base.

La Palúdica data de 1930.

Con este nombre, los salteños bautizaron al edificio del macrocentro donde funcionan desde entonces las oficinas nacionales que luchan contra el paludismo o malaria y contra otras enfermedades endémicas, como dengue, chikungunya y Zika. A partir de la ley nacional 27.336, sancionada a fines de 2016, en este lugar se establecerá un polo cultural y turístico.

Sobre la misma calle, Paseo Gemes al 100, la Municipalidad de Salta lleva adelante una obra. Por eso Rodrigo pensó que los árboles podrían haber sido derribados por los hombres que manejan las máquinas. Inquieto, consultó a los trabajadores por lo que había pasado. "Me dijeron que, cuando ellos llegaron, los árboles ya estaban así", relató.

"Me pareció una barbaridad. Vi las hojas ya medio secas. No soy biólogo pero los lapachos tenían más de una década seguro. No pude quedarme inmóvil ante esto. Esos árboles no tienen quién los defienda. Es una lástima", agregó compungido.

Palabra oficial

La secretaria de Obras Públicas y Planificación Urbana de la comuna, María Beatriz Blanco, consultada por este diario acerca de los árboles derribados, dijo que envió una nota al Ministerio de Seguridad de la Provincia para pedir el registro de las cámaras de videovigilancia. "Pedí la filmación a la Policía", aseguró la funcionaria.

"Dice la gente de la obra que ellos llegaron el lunes (7 de agosto) y así estaban los árboles. Fuimos a verlos y no tienen marcas de haber sido tocados por las máquinas. Al ser chiquitos es fácil que alguien los doblara", analizó la funcionaria, quien informó que los ejemplares no pueden ser recuperados porque están quebrados.

"Se van a plantar nuevos lapachos el martes o miércoles (por hoy y mañana)", estimó Blanco.

La arquitecta aclaró que hay dos obras en esa zona y que sobre Paseo Gemes se hace el cambio de hormigón.

"No tiene nada que ver con el (plan) Área Centro", aclaró acerca del proyecto que está en marcha para hacer cambios profundos en el micro y macrocentro de la ciudad.

Por su parte, el director de Espacios Verdes, Shannon Iturrieta, explicó a El Tribuno: "Por las fotos que me pasaron, vi que hay unas marcas a la mitad del tronco. También se ve una máquina. Puede ser que, al trabajar, haya golpeado los árboles".

"Se trata de una empresa tercerizada (la que hace la obra). El subsecretario de Obras Privadas, Ignacio Pancetti, me pidió que nosotros removiéramos y pusiéramos nuevos árboles de la misma especie", agregó el responsable del arbolado público.

"Destrozamos y rompemos las cosas porque sí. ¿Qué tienen que ver esos árboles? Habría que buscar un poeta que escribiera un pensamiento que llegara al corazón. Hay que cuidarlos", cerró Rodrigo en su corta entrevista telefónica con este medio.

Mutilaron las tipas
Parece un aserradero pero es el patio de la escuela General Manuel Belgrano (ex-Normal), sobre calle Alsina. El viernes, cerca del mediodía, un grupo de hombres se trepó a las ramas de las tipas enormes y antiguas que daban sombra a los estudiantes de la ex-Normal. Antes ya habían mutilado un palo borracho y algunos crespones sobre la calle Mitre.
El Tribuno se comunicó con las carteras de Ambiente tanto municipal como provincial, y aseguraron que ellos no aprobaron esas podas y que no son responsables por penalizar a la escuela, ya que la incumbencia es del Ministerio de Educación de la Provincia. Este medio intentó varias veces contactarse con Educación pero no lo logró. ¿Quién se hace cargo de esta mutilación?

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...