Múltiples allanamientos fueron ordenados en los últimos días en Salta capital a raíz de una investigación realizada por personal policial en busca de pruebas que acreditaran la presencia de integrantes de una banda que se dedicaban a robar en casas de familia. Un minucioso trabajo que comenzó con un procedimiento en una de las intersecciones del barrio Tres Cerritos siguió, orden judicial de por medio, con distintos allanamientos. Por el momento hay dos hombres de 30 y 57 años detenidos.

El trabajo de los sabuesos salteños, pertenecientes al área de investigaciones, comenzó hace algunos meses con el seguimiento de pistas de presuntos integrantes de una banda que se dedicaba a asaltar casas a través de la modalidad "entradera". Los violentos ladrones se presentaban en las viviendas con algún motivo particular para luego actuar y cometer el asalto. Previo al golpe, se dedicaban a rondar por la zona para estudiar los movimientos y la concurrencia de las personas. Según fuentes investigativas por lo general los asaltantes decidían atacar a empleadas domésticas.

En este tipo de hechos que se investigan durante largas semanas, los encargados de las tareas encomiendan expresamente al personal policial alertar cualquier situación que pudiera tener relación con los datos aportados y/o las características descriptas tras las pruebas colectadas. En ese sentido, ayer cerca de las 8.30 personal del Sector 3 "B" patrullaba la zona de Tres Cerritos, más precisamente en la intersección de calles Los Ombúes y Los Peteribies, observó movimientos sospechosos de un vehículo con características similares a las descriptas por los sabuesos.

De inmediato se fueron en dirección a los sospechosos quienes intentaron huir sin demasiada suerte dado que los efectivos cruzaron el patrullero a tiempo. Al descender los policías alertaron a los presuntos delincuentes que se trataba de un procedimiento y les advirtieron no realizar ninguna acción que los pudiera comprometer más aún. Mientras los uniformados se acercaban al rodado de los asaltantes, otro se comunicaba a la Unidad de Análisis Criminal (UNAC) para consultar los datos del vehículo y sus ocupantes.

Fuertemente armados

Según lo informado por personal de la UNAC el auto, un Volkswagen Gol Country, tenía pedido de captura con lo cual los efectivos procedieron a la demora y posterior detención de los hombres, sospechosos hasta ese momento de integrar una banda de asaltantes. Desde el interior del rodado los policías secuestraron tres armas de fuego, armas blancas, teléfonos celulares y otros elementos como bolsas de alimentos para perro.

Esto último llamó la atención del personal policial, quienes decidieron someter el producto a análisis con lo cual descubrieron que el alimento contenía algún tipo de somnífero que los asaltantes utilizarían para sedar o directamente dormir a los perros.

De los dos detenidos, el de 37 años es nacido en Buenos Aires, pero domiciliado en esta provincia. Actuó en la causa la nueva Fiscalía de la Unidad de Robo y Hurto (Unicroh), a cargo de Federico Jovanovich, y el Juzgado de Garantías número 6. Tras la detención de los sospechosos, en la tarde de ayer ordenaron allanar la casa de uno de ellos, en Villa Mitre desde donde secuestraron elementos robados.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...