La zapatilla que el rugbier asesino usó para golpear hasta la muerte a Fernando Báez

Estaba entre 19 pares en la casa de Villa Gesell donde los diez rugbiers de Zárate fueron arrestados por la DDI de Villa Gesell el sábado pasado por la mañana. Les resultó obvio a los investigadores. A Fernando Báez Sosa lo habían matado a patadas en la cabeza. La zapatilla, de lona, oscura, algo sucia, tenía sangre en su punta y en su costado izquierdo. El fiscal Walter Mercuri, el primero en intervenir en el caso, notó rápidamente el diseño en la suela. Envió imágenes a la forense que practicaba la autopsia en la morgue de Pinamar. La trama en la planta de la zapatilla era la misma que en la cara de la víctima. El perito de rastros de la Policía Científica que actuó en la escena concluyó lo mismo al ver las fotos.

No había otra zapatilla con sangre en la casa, por otra parte: fue la única que se incautó con estas características, con una mancha roja evidente.

El sitio de noticias Infobae pudo acceder a las imágenes del calzado, que son elocuentes. Hoy, esa zapatilla se convierte en una prueba clave de la causa a manos de la fiscal Verónica Zamboni. Será elemental junto a los videos del ataque y los resultados de las ruedas de reconocimiento para fortalecer la imputación por la autoría material del ataque.

Gracias a estos descubrimientos, la semana que viene se llevará a cabo la denominada prueba de scopometría, quizás la más importante que se adjuntará el expediente junto a las filmaciones y las ruedas de reconocimiento.

Es, básicamente, el test criminalístico de observación y medición de marcas –aplicable para ropa, tarjetas de crédito, sellos y hasta marcas de neumáticos en el pavimento– que apunta a comprobar de manera concreta que la zapatilla ensangrentada encontrada en la casa de los rugbiers es la que habría usado uno de los dos acusados hasta ahora de la autoría material, Máximo Thomsen o Ciro Pertossi, para darle a Fernando el golpe.

Los resultados de la rueda de reconocimiento complicaron particularmente a Thomsen en la jornada de ayer, junto a Enzo Comelli. El video de los momentos finales del crimen muestra al ex jugador del CASI: sus zapatillas son curiosamente similares a las encontradas con manchas de sangre. ¿Acaso le pertenecen? La misma duda pasa por la cabeza de los investigadores del caso.

En todo caso, la pericia scopométrica, que también analiza las marcas que el propio pie deja dentro del calzado, será elemental para despejar cualquier duda. Mientras tanto, las ruedas de reconocimiento continúan hoy y la semana que viene.

La marca de la patada mortal está en el “lateral izquierdo” de la cara de Fernando Báez

La Policía de Tierra del Fuego identificó el "modelo y tipo" de calzado con el que patearon en la cabeza a Fernando Báez Sosa (18)? en Villa Gesell, a partir de una impronta que quedó marcada en la cara de la víctima, informó oficialmente esa fuerza de seguridad que cuenta con una base de datos con más de 10.000 modelos de zapatos y zapatillas.

"Como siempre ocurre en estos casos, nos pasaron una imagen de un rastro, y nosotros determinamos a qué modelo y tipo corresponde. Fue una colaboración interinstitucional de rutina", explicó el subjefe de la policía fueguina, comisario inspector Oscar Alfredo Barrios Kogan.

El comisario inspector remarcó que la determinación exacta de un tipo de calzado resulta "muy importante" porque les permite a los investigadores cruzar esa información con la que surge del relevamiento de imágenes, por ejemplo provenientes de cámaras de seguridad o videos caseros.

Y si bien Kogan no dio precisiones sobre la imagen con el rastro de la lesión en la cabeza de Fernando, otra fuente policial local indicó que se trata de una impronta del "lateral izquierdo del rostro de la víctima", donde pueden observarse "una escoriación con detalles de una suela de calzado".

FUENTE: INFOBAE - CLARÍN 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...