Pasan las horas y siguen apareciendo videos espeluznantes de cómo se vivió en distintas partes de Beirut la explosión en el puerto que dejó más de 154 muertos y miles de heridos.

Ahora se conoció la toma de una cámara de seguridad que estaba montada sobre el dormitorio infantil de un apartamento en el barrio de Achrafieh de la capital libanesa, a dos kilómetros de la zona portuaria. Allí, lo niños hacían su tarea escolar cuando los sorprendió el humo del incendio que se veía en el puerto. Los tres niños junto a su niñera dejaron todo y comenzaron a observar por la ventana el impresionante hongo de humo negro que se alzaba desde el Mediterráneo y que comenzaba a cubrir la ciudad.

Un niño de pie, parado junto a la ventana, otro sentado en un sillón adyacente, junto a su niñera, que lleva al más pequeño de todos cargado sobre su falda. Los tres comentan sorprendidos lo que está ocurriendo, pero no imaginan la explosión que está por suceder cuando el fuego llegue al sector principal donde se almacenaba el nitrato de amonio.

“Oh, my god”(Oh, mi dios!), alcanza a decir la empleada en el momento en que visualiza el hongo de fuego estallar frente a sus ojos. Instantes después, los ventanales explotan sobre la habitación y el marco de uno de ellos atraviesa la mesa donde los niños estaban haciendo su tarea un rato antes. La habitación se siembra de vidrios. La mujer protege con su cuerpo a los dos niños menores, mientras el mayor se agarra la cabeza y llora. Milagrosamente, ninguno fue herido y todos se encuentran en perfecto estado de salud más allá del shock que significó la explosión.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...