Rodríguez  Saá busca  espacios en la  mesa del PJ

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, presentó ayer su lista para competir en las elecciones del PJ nacional del 21 de marzo contra el oficialismo partidario, que llevaría una nómina en cabezada por el presidente Alberto Fernández, y ahora se espera que abra un proceso de negociación que derive en una lista de unidad para así evitar la competencia interna.

El sector "díscolo", que lleva también como candidatos a vicepresidentes del PJ a Gabriel Mariotto y Milagro Sala, entre otros dirigentes, presentó en la sede partidaria de la calle Matheu ayer -el primer feriado por el carnaval-, día del cierre de presentación de listas, su nómina y los avales correspondientes.

"Fuimos con la lista y nueve cajas con 85 mil avales. Esta vez la sede estaba abierta y recibieron nuestros documentos, ahora queda que la Junta Electoral se expida sobre la validez de nuestra lista en base a los avales recolectados", dijo Mariotto a la prensa, cuando abandonada la sede partidaria tras dejar la documentación.

El exvicegobernador bonaerense insistió en que "si el partido aprueba nuestra lista, podríamos tener predisposición para acordar la lista de unidad, que no es lo mismo que lista única, lista de unidad es una construcción conjunta".

Esta lista, llamada "Fuerza Argentina", es encabezada por el gobernador de San Luis, y lleva a Milagro Sala -a quien la Corte Suprema le ratificó una condena y ayer salió a pedir al presidente Fernández que la indulte- como vicepresidenta primera; Mariotto como vicepresidente segundo; la esposa de Julio De Vido, Alessandra Minnicelli, como vicepresidenta tercera; el referente del sindicato de docentes privados de SADOP, Horacio Ghilini, como vicepresidente cuarto y la rectora de la Universidad de Lanús, Ana Jaramillo, como vicepresidenta quinta.

En caso de que finalmente haya lista de unidad, estos dirigentes podrían conseguir lugares en la nómina del oficialismo.

Objeción oficialista

El oficialismo partidario no aprueba aún la lista de Rodríguez Saá alegando que no presentó los avales requeridos, mientras que los "díscolos" alegaron que juntaron 85 mil avales, acreditados ante escribano, pero que no pudieron entregar en la sede partidaria el 16 de noviembre pasado porque estaba cerrada, en momentos en que las elecciones tenían fecha para el 20 de diciembre, aunque luego sufrieron una nueva postergación para el 21 de marzo por la pandemia.

El plazo para la presentación de listas vencía anoche a la medianoche, mientras que hasta el viernes próximo hay tiempo para realizar impugnaciones.

La nueva conducción, que hoy está encabezada por el diputado sanjuanino José Luis Gioja, podría quedar en manos del mandatario nacional, para volver a cumplir la tradición de que el Presidente sea también el titular del partido, eje central del Frente de Todos.

Berni y Máximo

La interna del PJ tiene otros actores que también resisten la lista única y quieren forzar una nomina de "unidad", un juego de palabras con un fuerte significado puertas adentro del PJ.

Hasta anoche todo indicaba que quien tampoco se bajaría de la carrera partidaria es el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni.

Desde su entorno informaron que hicieron "pedido de color, lista y nombre" a la junta electoral del PJ para poder participar en las elecciones para renovar los miembros del Consejo partidario.

"La lista tiene el número 400, el color es rojo punzó y el nombre es "Orden y Trabajo'", aseguró una fuente de confianza de Berni al diario La Nación, que no adelantó los nombres que acompañarían al funcionario bonaerense.

En paralelo a la disputa nacional, el PJ tiene otra contienda partidaria abierta en la provincia de Buenos Aires.

Allí, Máximo Kirchner busca ser nombrado al frente del justicialismo bonaerense, aunque por el momento no logró doblegar del todo la resistencia de intendentes como Fernando Gray, uno de los líderes partidarios.

Lo que viene en el PJ y la tradición

La nueva conformación del Consejo se formalizará el 21 de marzo y, de no mediar inconvenientes, permitirá confirmar dos tradiciones no escritas del peronismo, sobre todo cuando el PJ está en el gobierno: se prioriza la unidad, mientras que la conducción partidaria queda a cargo de quien ejerce la Presidencia de la Nación. 
Pese a esa lógica histórica del PJ, fueron largas y tensas las negociaciones para que Fernández quede al frente de la lista.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...