Amor incondicional: festejaron el cumpleaños de su mascota

Claudia Cortez, una vecina de Rosario de la Frontera, junto a su marido festejaron el cumpleaños número cinco de su perrita llamada Loreta.

En el emotivo festejo, no faltaron los globos, tortas, velas y unos souvenirs que hacían juego con la ornamentación.

No es la primera vez que el matrimonio realiza este tipo de festejos a sus cinco perritos, en su mayoría, animales callejeros rescatados.

“En este caso, nuestra perrita Loreta cumplió cinco años. Nosotros siempre le festejamos los cumpleaños a cada uno. El primer cumple que hicimos, fue con otra de nuestras perritas, que es Lisa y ahora le tocó a Loreta”, relató Claudia a El Tribuno. 

Sobre cómo surgió esta iniciativa poco habitual, contó que, “Al principio comenzó con la idea más que nada de hacer alguna reunión con las amigas y compartir un rato, pero nosotros más que nada, amamos mucho a los animales”.

“Para nosotros nuestros perros, son parte de nuestra familia y esos festejos son también una manera de agradecerles a nuestras mascotas por todo lo que ellos nos dan, sobre todo su cariño y su incondicionalidad”.

“A partir de ahí con el tiempo ya se hizo una costumbre, por eso cada vez que llega el cumple de alguno de ellos, siempre hay una torta, algún detalle y todos los preparativos que implican para pasar con la familia”, recordó. 

“Por lo general, los souvenirs, los carteles y las tortas las hago yo, me gusta mucho tener esos detalles con ellos, que creo que de alguna manera son para honrarlos por tanto amor”.

“Nosotros somos dos, mi marido y yo no tenemos hijos, y nuestras mascotas son como si fueran nuestros niños”, dijo con emoción. 

Su habitación propia

Lisa, Loreta, Valentino, Libertina y Lucas, tienen inclusive su propia habitación. 

Allí tienen una cama para ellos, sus cuchas, un placard con su ropitas y collares, hasta diferentes juguetes especiales para jugar.

“Cuando nos mudamos a vivir a nuestra casa, se nos ocurrió prepararles una habitación para nuestros perritos, la idea era que tengan un espacio lindo, por eso me ocupé de personalizar con algunos detalles especiales”, expresó. 

“Nos gustó mucho que tuvieran su lugar y ellos también les gustó eso. Por eso siempre trato de tener todas sus cosas y sus objetos de manera ordenada”.

“Incluso tengo un cuaderno decorado y allí tengo todas las anotaciones de sus vacunas, remedios, las visitas a la peluquería y demás datos veterinarios”.

Rescatados

La vecina, además de amar y cuidar a sus mascotas, también colabora con las diferentes protectoras animalistas de la Ciudad Termal.

De igual manera, su casa muchas veces funciona como lugar de tránsito cuando se presenta algún caso especial de ayuda.

En ese sentido, recordó cómo conoció a su perrito Valentino, que padece de epilepsia.

“A Valentino lo adoptamos de grande, estaba abandonado vagando y al poco tiempo de adoptarlo nos dimos con que tenía epilepsia, a partir de ahí lo empezamos a tratar con medicamentos que nos recetaba la veterinaria y con el tiempo fue mejorando”.

“Sigue medicado y afortunadamente sus episodios de ataque son más aislados que al principio. Ya hace tres años que está junto a nosotros”, dijo entusiasmada. 

“Lucas, fue el último en llegar, también es adulto y estaba abandonado, por suerte lo rescatamos, se adaptó rápido y también forma parte de nuestra familia”, acotó.

“A Libertina, la conocimos en el barrio, si bien tenía dueño, la perrita siempre estaba sola, empezó a venir a casa a tomar agua, a comer alimento y de a poco se fue quedando, hasta que un día no se fue más”. 

Viajan todos juntos

Como toda una familia, Claudia contó que cada vez que sale junto a su marido, sus mascotas siempre van con ellos.

“Por lo general los fines de semana siempre vamos al campo, y nuestros perros van con nosotros. Les encanta que lo llevemos ahí y cuando llegamos juegan sin parar”.

“Todos los días, también los saco a pasear un rato y también les encanta salir a caminar por las tardes”, señaló. 

Por otro lado, Claudia expresó que, “Mis mascotas al igual que los animales en general son seres maravillosos. Ojala todos pudieran descubrir y valorar ese amor que ellos saben dar”.

“Mi deseo y mi sueño más grande, es que ya no haya tanto abandono ni tanto maltrato. Es importante que la gente entiende que los animales son seres sintientes y que necesitan y que son merecedores de amor”.

“Mis animales me han salvado de muchas situaciones y por eso siempre agradezco tenerlos porque realmente soy muy feliz junto a ellos”, concluyó. 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...