Las imágenes son impactantes. Fueron captadas por una cámara de seguridad y muestran cómo un taxista es arrastrado durante varios metros mientras va colgado del capó de su auto, conducido por un ladrón que lo había atacado minutos antes.
 
El final sería trágico: el asaltante chocó, la víctima salió despedida y murió horas después.

El violento episodio ocurrió el sábado a la mañana en el barrio de Boedo. El robo había comenzado en San Juan y Pichincha, donde el taxista se detuvo para comprar en una panadería.

En medio de un forcejeo, la víctima -identificada por fuentes policiales como Timoteo Tintilay, de 61 años- intentó defenderse y evitar que el asaltante escapara. Desesperado, se colgó del capó del coche. El ladrón aceleró hasta la esquina de Garay y Maza, donde impactó contra un Peugeot 206.

Producto del impacto, el taxista salió despedido. Fue trasladado al Hospital Penna, donde murió cerca de las 16.20 producto de un paro cardiorespiratorio cuando lo iban a trasladar para realizarle unas radiografías.

El conductor del Peugeot sufrió un traumatismo de cráneo y fue trasladado a la Clínica Trinidad de Palermo. Fuentes policiales informaron que se encuentra estable.

Luego del choque el ladrón, identificado como Carlos Daniel Robledo, vecino de la zona de Villa Fiorito, quiso escapar e incluso intentó robar una moto pero al no poder encenderla la dejó tirada en el asfalto. Finalmente fue detenido a pocos metros por agentes de la Comisaría Vecinal 5B en Tarija al 4200.

Los investigadores determinaron que tiene 20 años y que el 8 de diciembre había sido detenido en Chacabuco y Alsina empujando una moto Honda Xr 250, sin papeles que acreditaran que era de él. Fue demorado y a los minutos se hizo presente un joven de 25 años señalando que la moto era de su propiedad y que fue robada en Perú e Hipólito Yrigoyen, donde se encontraba estacionada.

En ese caso intervino el Juzgado Criminal y Correccional Nº 5 a cargo del Dr. Campos, quien ordenó la detención y al otro día dispuso la liberación desde la Comisaría Vecinal 1D.

Ahora quedó detenido, acusado por homicidio. La causa quedó a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional número 7.

Reclamo contra la "puerta giratoria"

“¿Hasta cuándo? La puerta giratoria de la Justicia se cobró una nueva víctima. Un taxista que se detuvo en Boedo fue abordado por un delincuente e intentó resistirse al asalto, para proteger su fuente de trabajo”, señaló el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro

Y agregó: “El ladrón, mostrando total desprecio por la vida ajena, aceleró, chocó contra otro auto y lo mató. Luego quiso fugarse, pero fue detenido por la Policía de la Ciudad: en ese momento constataron que el joven de 20 años había sido detenido semanas atrás por el robo de una moto”.

Mediante una serie de mensajes en su perfil de Twitter, el funcionario destacó que fue la Justicia decidió liberarlo a las 24 horas, “lo que nos lleva a pensar que la muerte de este trabajador es tan injusta como innecesaria”.

Y cerró: “Aunque la Justicia los libere, los vamos a seguir metiendo presos. Queremos que los vecinos sean los que vivan seguros y que no haya lugar para delincuentes en nuestros barrios”.

“Estamos acostumbrados a la inseguridad”
 
José Ibarra es secretario general del Sindicato de Conductores de Taxis de la Ciudad de Buenos Aires. ”No hay una sola reunión en la que no denunciemos la inseguridad que vivimos. Ya sea con el Ministerio de Transporte o de Seguridad”, explicó. “Hoy el tema sale a la luz porque es un hecho trágico. Estamos cansados de hacer estadísticas. Es más: los compañeros ya no denuncian. Les roban la recaudación y tienen que ir a hacer la denuncia, ir a declarar a un juzgado. Implica mucho tiempo, y no pueden dejar de trabajar”.

“El que sigue manejando un taxi lo hace para subsistir. Hoy (por ayer) hicieron más de 40 grados de sensación térmica y nuestro compañero trabajó porque seguramente tenía necesidades. Y por eso mismo defendió su herramienta de trabajo con su vida. El que le roba a un taxista es un miserable”, afirmó.

Por último, se refirió a la liberación de Robledo. “Acá tienen la consecuencia de los beneficios para la delincuencia. A nosotros nos roban la recaudación y al otro día tenemos que trabajar el doble para recuperar el dinero. Nadie piensa en el taxista. No podemos tomarnos un día o dos para sacarnos el miedo o ir a un psicólogo o un médico. Tenemos que seguir trabajando, seguir expuestos”, concluyó.

Fuente Télam y Clarín

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...