Tras la denuncia, reabrirá el Concejo

Luego de que los concejales del bloque Juntos por Rosario de Lerma presentaran una denuncia penal contra Juan Prieto, presidente del Concejo Deliberante de esa ciudad, por cerrar, sin consensuar con sus pares, las instalaciones del cuerpo deliberativo frente a la aparición de un caso positivo de COVID-19, el mismísimo Prieto envió una nota a los ediles convocando a una reunión en el recinto hoy a las 9. 

La misiva dice: “Me dirijo a ustedes en carácter de presidente del Concejo Deliberante, para convocarlos a mantener una reunión el día 17 del corriente mes y año, a las 9 am en el domicilio del recinto, con motivo de unificar criterios para continuar el trabajo legislativo, en atención a los particulares acontecimientos derivados de la situación de pandemia en la que nos encontramos, y de las recientes medidas tomadas por el COEM, firmadas por el señor intendente, Enrique Martínez”.

Se supone que tras este encuentro los representantes del pueblo de Rosario de Lerma volverán a trabajar y retomarán la agenda de los muchos pendientes que se plantean, entre esos la aprobación del presupuesto municipal. 

Cabe destacar que Enrique Martínez desde que asumió viene lidiando con ediles opositores que se niegan a aprobarle los presupuestos. 

La actitud de Prieto la semana pasada, de cerrar el Concejo y “no dejar trabajar” a sus pares, además de una denuncia penal, generó una andanada de memes en las redes sociales de parte de vecinos creativos, que eligen ponerle humor a una realidad abrumadora. 

Prieto es nuevo en este campo político, siempre fue un reconocido trabajador en el rubro alimenticio, por lo que se le puede dar el beneficio de la duda. Seguramente tuvo buenas intenciones al cerrar el Concejo. Pero igual, frente a estos actos de políticos, la gente se ríe para no llorar, poniendo en evidencia lo obsoleto del sistema representativo, con funcionarios y legisladores sin criterio, que solo piensan en las próximas elecciones y en el mejor modo de mantenerse prendidos de la jugosa teta del Estado. Son todas caras muy conocidas. 

Eso sí, cuando se reúnan de nuevo los ediles rosarinos tendrán que poner sobre tablas el drama de las fiestas clandestinas. También en las redes sociales cunde el escándalo por una concejal que incumplió con la ordenanza 2.716 que refiere a esta prohibición en pandemia. Dicen sus pares que habrá sanciones y que hasta podrían desbancarla, aunque aseguran que “tiene un protector de alto rango legislativo a nivel provincial”. Y bueno, ¿alguien se sorprendería de que no pase nada? Política e impunidad caminan de la mano en tre los argentinos. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...