¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

18°
22 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Educación admite que debe ayudar a los privados, pero aún no define cómo será

Las instituciones subvencionadas solicitan que les actualicen los aportes y las que no lo son, piden ser incorporadas al sistema. El 31 deben definir las cuotas de 2023.
Lunes, 24 de octubre de 2022 02:31

La situación económica de los colegios privados salteños continúa siendo delicada y si bien el ministro de Educación de la Provincia, Matías Cánepa, se refirió a la problemática y reconoció la necesidad de brindar ayuda desde el Estado para "evitar quebrantos" y la consecuencia que significaría la migración de miles alumnos, de los 80 mil que concurren a colegios privados, al sistema público estatal. Sin embargo, todavía no se conocen definiciones concretas sobre cómo se instrumentará el apoyo económico.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La situación económica de los colegios privados salteños continúa siendo delicada y si bien el ministro de Educación de la Provincia, Matías Cánepa, se refirió a la problemática y reconoció la necesidad de brindar ayuda desde el Estado para "evitar quebrantos" y la consecuencia que significaría la migración de miles alumnos, de los 80 mil que concurren a colegios privados, al sistema público estatal. Sin embargo, todavía no se conocen definiciones concretas sobre cómo se instrumentará el apoyo económico.

Fuentes del área de Gestión Educativa explicaron a El Tribuno que la respuesta será proporcionada por el Ministerio de Economía y que en los próximos días se conocerían novedades al respecto.

Recientemente, el ministro de Educación, Matías Cánepa, participó de un plenario en el Senado de la Provincia para tratar los principales lineamientos con los cuales se elabora el proyecto de Presupuesto 2023 en esa área.

Tras la reunión expresó que hay más de 80 mil chicos que asisten a instituciones privadas. "Una gran cantidad de familias salteñas envían a sus hijos a colegios privados y el Estado está sosteniendo el sistema de gestión privada, en los casos que correspondan, como para poder de esa forma ayudar a esa cantidad de chicos que de otra manera tendrían que dejar esos colegios, lo que obviamente impacta negativamente en las escuelas públicas", manifestó.

Precisó que la temática fue abordada en el plenario. "Hemos hablado de eso, de ver cómo acompañamos al sistema de gestión privada con un presupuesto. Cada año se trabaja ese tema y así en cada uno de los ítems. Fue una reunión muy productiva", finalizó.

Lo que está claro es que el sistema estatal no tiene capacidad edilicia ni operativa para albergar a los chicos que podrían quedar afuera de los colegios privados.

Desde la Asociación de Establecimientos Educativos Privados de Salta (Aepsa) señalaron que el panorama del sector es "delicadísimo" y que, debido a la situación económica, hay un reclamo general por parte de los colegios privados, tanto subvencionados como los que no reciben aportes estatales.

En Salta hay 174 instituciones privadas, de las cuales 56 no tienen aporte estatal y 29 están nucleadas en Aepsa. Este medio pudo saber que son varios los colegios privados que están pensando en cerrar sus puertas, por el incremento de los costos (alquileres, pago de salarios) y la presión que reciben de la AFIP por deudas impositivas. Además hay morosidad en el pago de cuotas.

"Los subvencionados solicitan que les actualicen los aportes que ya reciben y nosotros, los no subvencionados, pedimos que nos incorporen al sistema de colegios con aportes. Son dos realidades diferentes", precisó el presidente de Aepsa, Pablo Pereyra.

Contó que presentaron ante Educación una propuesta para que se redistribuyan los aportes de manera igualitaria y equitativa.

"Consideramos que nuestra iniciativa hasta podría llegar a ser beneficiosa para los colegios subvencionados porque planteamos que se otorgue un aporte por alumno, dependiendo de la cantidad de estudiantes que tiene cada institución. El aporte dependería del valor de la cuota, un valor fijo por alumno", señaló.

Pereyra sostuvo que la propuesta es analizada por el Ministerio de Educación, pero que desde Aepsa les parece que no ha resultado de total agrado del Ministerio de Economía. "Pretenden directamente darnos un porcentaje de la planta funcional", indicó.

Y añadió que siguen a la espera de una respuesta urgente por parte de los ministerios, ya que el 31 del corriente deben informar el valor de las cuotas de 2023 y el escenario es muy incierto, ya que "Educación subió los haberes de docentes en un 93% y las cuotas han quedado retrasadas con esos incrementos".

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD