Un cabo denunció a camaradas por quedarse con su dinero

Un cabo de la Policía de la Provincia denunció por el presunto manejo irregular de dinero de servicios adicionales a dos efectivos y a la exjefa de la división Operaciones de la Unidad Regional 3, Nidia Valdez, quien fue detenida e imputada el mes pasado en el marco de la investigación de una financiera ilegal.

La denuncia fue radicada el lunes pasado en la comisaría 30 de Metán por Julio David Collante, quien se desempeña en la división Criminalística de esa localidad. En la presentación manifestó que en junio pasado fue designado para efectuar servicio de adicional en una finca de la zona. Trabajó brindando la cobertura de seguridad desde las 22 hasta las 6 de la mañana durante seis días, pero todavía no pudo cobrar el dinero que le corresponde, alrededor de 40.000 pesos.

Collante destacó que se entrevistó con el contratante y le dijo que había abonado en tiempo y forma el dinero correspondiente en la oficina de la división Operaciones Policiales.

En la denuncia dejó constancia que transcurridos 72 días fue citado mediante mensajes enviados por WhatsApp a la oficina en cuestión, el 30 de julio a las 11.35, donde recibió la novedad de que el dinero había sido secuestrado por personal proveniente de la Fiscalía de Delitos Económicos de Salta capital y que por eso no le habían abonado lo que le correspondía por los servicios adicionales prestados.

En la denuncia Collante dijo que tomó conocimiento de que otro personal policial que prestó el mismo servicio adicional, antes de que efectivos de Delitos Económicos dieran cumplimiento a una orden de allanamiento en las instalaciones de la división Operaciones en el que resultó detenida la comisario inspector, Nidia Valdez, habría recibido un llamado telefónico para que le fuera abonado su dinero, pero que por motivos que desconocen el efectivo no se presentó y supuestamente su dinero también había sido secuestrado en ese procedimiento.

El cabo dijo que por la presunta malversación de los fondos públicos hace responsable "al personal que trabaja en la división Operaciones de Metán, el sargento González y el cabo Rodríguez, como así también a la entonces jefa Valdez, quien se encontraba a cargo".

El cabo Julio David Collante dejó constancia de la gravedad de lo ocurrido ante la Fiscalía de Derechos Humanos de Metán por la denuncia radicada en contra del sargento Ramiro González y el cabo Aníbal Rodríguez de la división Operaciones Policiales de la Unidad Regional 3. Dijo que estando a cargo de la división percibieron el cobro de servicio de policía adicional realizado por él sin hacer el depósito bancario correspondiente. Reiteró que luego le notificaron que el dinero había sido secuestrado por la Fiscalía de Delitos Económicos.

En la Fiscalía Collante hizo una revelación sorprendente. Dijo que el 11 de este mes los denunciados desmintieron lo ocurrido ante la presencia de la directora de la Unidad Regional 3, Cleotilde García, quien les exigió una pronta reparación del daño económico. Lo cual no se había resuelto y como no recibió su dinero, radicó la denuncia porque al parecer no había sido secuestrado en el allanamiento realizado en el marco de la investigación de una financiera ilegal.

Desde hace tiempo El Tribuno viene recibiendo quejas de efectivos policiales por demoras y la falta de pago por los servicios adicionales que brindaron en el sur provincial.

Detenida e imputada

El mes pasado la fiscal Penal de la Unidad de Delitos Económicos Complejos, Ana Inés Salinas Odorisio, imputó provisionalmente a dos miembros de la Policía que fueron detenidos en el marco de la investigación que lleva adelante la fiscal por la falsa financiera Ríos & Asociados.

Nidia Valdez fue imputada por el delito de encubrimiento por ocultamiento de dinero agravada por su condición de funcionario público, mientras que el oficial ayudante fue imputado por violación de secreto y encubrimiento por favorecimiento personal.

El misterio de Ríos y Asociados persiste

La cantidad de dinero reunido en meses de actividad no aparece. 

En tanto los días pasan, el destino de los fondos reunidos en la millonaria estafa no se avizora aún.
A pesar de las detenciones, no se informó aún cómo hicieron y quiénes montaron las plataformas para llevarse millones de pesos y dólares de los ahorros de miles de salteños.

La investigación llega a la entrega de las valijas, que eran apenas -seguramente- lo recaudado en esas horas o días, porque se sabe que los estafadores habían sido advertidos por la propia policía de un inminente allanamiento.

Esos dineros salieron de la capital y de Metán con rumbo sur. La pregunta es quiénes fueron los destinatarios. 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...