¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
26 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Andrés Parra, el reconocido actor colombiano que tuvo que luchar contra algo que no era él

En una entrevista que dio en agosto pasado, reflexionó sobre la vida, su separación, el verdadero amor, y la percepción irreal de abandono en su niñez, temas para analizar y reflexionar y que ahora se viralizan en las redes sociales.  
Sabado, 04 de noviembre de 2023 18:47

Interpretó al reconocido Pablo Escobar en “El Patrón del Mal", hizo de Hugo Chávez en “El Comandante", también a un periodista bipolar en “Los Iniciados” y los personajes siguen. Andrés Parra es un reconocido actor colombiano que ha resignificado las experiencias en su vida que lo han transformando en un nuevo yo. En una entrevista con Dante Gebel en el programa La divina noche, realizada en agosto pasado, el actor abordó una faceta muy íntima de su experiencia. Ahora, sus palabras se vuelven a viralizar en las redes sociales donde reflexiona sobre la vida, su separación, el verdadero amor, y la percepción irreal de abandono en su niñez.

Andrés nació en Cali, es un actor de cine, teatro y televisión colombiano. Actualmente vive en Bogotá y si bien por el momento no está desarrollando ningún proyecto, afirmó que es muy disciplinado con sus finanzas. “Soy muy juicioso. Ahorro, no me compro nada que no necesite. Tampoco es que soy un tacaño”, confirmó pero agregó que en algún momento estába muy obsesionado con el dinero, “quería tener mucho”. 

“Por amor Gloria”, fue la primera novela en la que trabajo, pero fue “El Patrón del Mal”, lo que le cambió todo. Le cambió la vida. 

Tuvo que adelgazar 16 kilos para poder hacer el personaje de Pablo Escobar. “En el momento en que empecé el proyecto tenía el peso de Pablo Escobar cuando muere, cuando lo matan en el tejado”, recordó Andrés Parrá durante su entrevista en La Divina Noche de Dante. 

 Reconocido en toda Latinoamérica por su interpretación, Andrés Parra pasó de hacer un personaje colombiano, a ser el intérprete de “El Presidente”, tomando la piel de un chileno. 

“Tengo mucha facilidad con los acentos, como fue le caso de “El Comandante”, donde interprete a Hugo Chávez”, expresó el autor que hizo un repaso de los fuertes personajes que hizo hasta el momento.  

La miseria humana

“A mí me gusta mostrar la miseria humana, me gusta mostrarla. La saco de los guiones y de mi mismo”, expresó Andrés que recordó que cuando hizo el personaje de un periodista bipolar y acohólico en “Los Iniciados”, estaba viviendo una situación dura de su vida personal. Se estaba divorciando, mudándose de casa, y venía en una búsqueda de cómo abordar los personajes que no son tan conocidos. “Cuando hay que interpretar a un personaje de la ficción, me pierdo. Es cuando hay que ofrecer un talento. Hay que dejar que el don fluya. El ego interviene mucho en esto y puede arruinar esta tarea”, explicó el actor. 

Hablando un poco de lo ocurrido en su vida personal, Parra confió que el divorcio en su vida fue como morir. “Fue morir. En ese momento no sabía que estaba en un personaje las 24 horas. Actuaba, a veces sentía, pero luchaba contra algo que no era yo. Es momento fue morir al falso yo”, confesó el actor en este momento de análisis sobre ese momento de su vida, donde tuvo que replantearse todo lo que tenía aprendido. 

La muerte

Parra recordó que siempre fue muy sensible, y que incluso cuando joven, las rupturas de noviazgo eran una catástrofe. Incluso, antes que ocurra su divorcio, siempre pensó que eso no podía ocurrirle porque sería una tragedia. 

Pero al final de esta situación, analizó que su matrimonio tenía que pasar para que aprendiera lo que aprendió después de su divorcio. “Morirse es también aceptar que el divorcio también es mi culpa. Porque lo más fácil es acusar al otro. Hay que dejar de señalar al otro. Todo es mi responsabilidad”, analizó Parra que recordó que uno de los terapeutas que tuvo en su vida, le dijo alguna vez que "se puede cambiar de esposa, de país"... “El problema no está afuera. Está adentro. ¿Cuándo vamos a cambiar adentro?”. 

Luego de este proceso, estuvo lo otro: volver a vivir, y fue entonces que Andrés Parra reconoce que muchas veces se trabaja por los sueños de otro y no se es consciente de eso. 

“Entonces nos negamos a ser felices por lo que le escuché a otro. Escuche por ahí que para ser feliz hay que ganarse un Oscar, y entonces no soy feliz porque no tengo el Oscar. Tengo que ser feliz con lo que tengo”, afirmó el actor que amorosamente saludó a su ex esposa y a quien la nombró como su maestra. 

Elegir el camino

Analizando su elección en el mundo de la actuación, Parra recordó que desde  niño sintió que tenía rechazo y abandono en su hogar. “Yo llegué muy tarde. Mis padres eran muy grandes. Mi madre me dijo que pensó que lo que tenía era un tumor. Me tocaron papás que lo que quería era viajar. Mi hermano menor me llevaba 10 años. Después me llega el momento de la gordura. Y en ese momento, el gordo no estaba bien visto. Me hago actor para ser visto y para desaparecer porque odiaba ese cuerpo”, repasó Andrés que analizó que el arte le permitió todo eso. 

“Yo no hago un personaje para esconderme. La vida como es bella, me pone personajes en lo que me puedo esconder”,  analizó en medio de una sonrisa. 

“Descubrí que si tengo pareja, lo único que estoy dispuesto a entregarle es su libertad y la suya. La gente no quiere ser libre, quiere que la sometan, que la cambien, quiere cambiar, ve los celos como una atención. La gente no entiende que el amor no es que todo lo soporta. Nos enseñaron que se amaba cuando el otro hacía lo que yo le pedía, en la medida que hagas caso. Todo va bien mientras me hagas caso. Amor es dejarte ser. O tener los huevos de decirle esto no lo resisto, y me voy”. 

La verdad te hace libre

“¿Qué es más lindo, que encuentre el amor de su vida, y la deja libre,y que vuelve contigo porque te elige. O ponerle cerrojos para que no salga más?”, se preguntó el actor, y aseguró que no hay otro camino que la libertad, porque no hay peor cosa que ponerle etiquetas a las relaciones. “Cuando, se abre una relación, ya la infidelidad no genera gracias, porque no está prohibido”, concluyó.   
 


 

Temas de la nota

PUBLICIDAD