Cada tormenta recuerda la inundación de principios de 2011 para los vecinos de Ceferino, 13 de Abril y Villa Angelita. Después de un año de reclamos por trabajos, que prevengan una nueva emergencia, 30 familias de la zona decidieron presentar un recurso de amparo para que intervenga la Justicia. Desde la Municipalidad de Salta, aseguran que entienden el temor de la gente pero que sí hubo obras.
“Tomamos esta decisión para que se hagan las tareas que no hicieron. Con las lluvias de la semana pasada, casi tenemos un nuevo desborde del río”, dijo Ariel Mamaní, uno de los afectados por la crecida del 31 de enero del año pasado.
Luisa Bravo, abogada que representa a los vecinos, detalló a El Tribuno que el amparo es para demandar la ejecución de una defensa que contenga el agua.
En enero de 2011, una intensa lluvia hizo desbordar el río Arenales y provocó una inundación en varios barrios cercanos.
La presentación del amparo se hizo el jueves ante la sala quinta de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...