Condenan al violador de una niña en Tucumán

La Justicia tucumana condenó ayer a 18 años de prisión por el delito de "abuso sexual con acceso carnal" al hombre que abusó de la nena de 11 años identificada como Lucía, a la que en febrero del año pasado le realizaron una cesárea a pesar de haber solicitado la interrupción legal del embarazo (ILE).

El tribunal, integrado por los jueces Fabián Fradejas, María Balcazar y Juana Francisca Juárez, encontró responsable al acusado de 66 años, pareja de la abuela de Lucía, de "abuso sexual con acceso carnal, doblemente agravado por el grave daño a la salud de la víctima y por convivencia en concurso real", y lo condenó a la pena de "18 años de prisión accesorias legales y costas procesales".

El sentenciado deberá seguir en prisión preventiva en su domicilio hasta tanto queda firme la condena, para ser trasladado inmediatamente al penal de Villa Urquiza.

Además, en el fallo se recomienda al Estado provincial brindarle a la víctima una beca para que pueda terminar sus estudios y asistencia socioeconómica, sanitaria y psicológica.

También solicita al Ministerio de Educación y al de Desarrollo Social un relevamiento sobre violencia sexual a niñas, niños y adolescentes y campañas de concientización.

Condena

La pena de 18 años impuesta por los jueces coincidió con lo solicitado por la fiscal Estela Velia Giffoniello, no así con la querella, que había pedido 20 años de prisión, la máxima tipificada en los casos de abuso sexual agravado.

La querella que representa a Lucía está conformada por las organizaciones las Andhes y Cladem, que acompañaron a la niña y a su madre desde que se conoció el caso.

El abogado querellante, Emilio Guagnini, integrante de Andhes, sostuvo que están "conformes con la sentencia de 18 años de prisión, que es casi el máximo de pena" para este tipo de delitos, pero aclaró que no es lo que ellos pretendían.

"Se ha llegado a una sentencia relativamente rápida teniendo en cuenta los tiempos de la Justicia, con una prueba muy contundente que fue la muestra de ADN que acreditó la responsabilidad del imputado y él mismo reconoció su responsabilidad del hecho", destacó el abogado.

El 5 de febrero de 2019, la madre de la niña había denunciado el abuso que sufrió su hija y solicitó la ILE cuando cursaba la semana 16 de gestación.

Pero tras permanecer internada en el hospital, se le practicó una cesárea, por un fallo de la Justicia, y el 8 murió la bebe nacida luego de 23 semanas de gestación y con 660 gramos de peso. Días después, Lucía recibió el alta médica del Hospital del Este, donde permaneció internada desde que se denunció el caso.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...